La histórica estrechada de manos entre Obama y Raúl Castro en Cumbre de las Américas

El saludo refrenda el primer cara a cara de los presidentes desde que anunciaron, en diciembre pasado, su decisión de avanzar hacia la normalización de relaciones entre sus países.

AFP

Uno de los encuentros más esperados durante la Cumbre de las Américas que se inauguró este viernes en la noche en Panamá, fue quizá el del presidente Barack Obama y Raúl Castro. Expectantes al cara cara de los mandatarios se encontraban los medios de todo el mundo, quienes retrataron el histórico estrechón de manos entre los mandatarios, un acto que sella el deshielo entre Estados Unidos y Cuba.

El intercambio de cuatro presos por espionaje entre Cuba y Estados Unidos y la liberación del estadounidense Alan Gross abrieron la puerta a que los dos países pongan fin a más de cinco décadas de enemistad política. Y el saludo de este viernes refrenda el primer cara a cara de los presidentes desde que anunciaron, sorpresivamente el pasado 17 de diciembre, su decisión de avanzar hacia la normalización de relaciones entre sus países, rotas en 1961.

La reapertura de embajadas o la salida de Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo son gestos posibles que se esperan con impaciencia a ambos lados del Estrecho. Y no solamente porque supondrán un gran gesto político tras medio siglo de antagonismo. Estos pasos también ayudarán a despejar dudas y numerosos obstáculos legales, en medio de un creciente interés en hacer negocios en una isla aún plagada de sanciones de Washington debido al embargo comercial, que valga aclarar, todavía vigente.

En la inauguración de la Cumbre, Obama y Raúl Castro se sentaron en la segunda de tres filas, separados sólo por los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, en un estrado que tiene de fondo las banderas de los 35 países del continente.

“El restablecimiento de relaciones diplomáticas no es más que una parte muy pequeña de una normalización que va a durar años, no es más que el primer paso de un camino mucho más largo”, dijo recientemente la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson. Sin embargo, la fotografía de este 10 de abril marcará sin duda lo que significaría el inicio de un restablecimiento de relaciones que desde este jueves -con el encuentro entre el secretario de Estado, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez- pinta ser más amigable cada día.
 

 

últimas noticias