Homosexuales de Venezuela, molestos con Nicolás Maduro

Por haber dicho "yo sí tengo mujer (…) me gustan las mujeres" una organización venezolana convocó marcha contra las palabras del presidente encargado.

Miembros de una organización homosexual venezolana criticaron este jueves unas palabras del presidente encargado, Nicolás Maduro, que tildaron de irrespetuosas y contrarias a la política de inclusión del fallecido presidente Hugo Chávez, y convocaron a una marcha en su rechazo.

"Yo sí tengo mujer", dijo Maduro al inscribir el pasado lunes su candidatura a las elecciones presidenciales del próximo 14 de marzo en alusión implícita a la soltería de su principal contrincante en esos comicios, el líder opositor Henrique Capriles.

"Me gustan las mujeres", añadió y besó a su esposa al ceder a los gritos de "beso, beso" lanzados por sus seguidores en el acto electoral de ese día, en el que ofreció abolir la figura de primera dama, aquellas que, manifestó, "usan los vestidos y los copetes".

Estas palabras no son de respeto "a los homosexuales ni a la mujer" y "demuestran su homofobia y su hombría", dijo Ángel German, de la Fuerza por la Igualdad, que integra la llamada comunidad LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgeneristas e Intersexuales).

"Queremos recordarle a Maduro que el presidente Hugo Chávez nunca se metió con los gay (...) e incluso hubo inclusión con nosotros", agregó German en declaraciones a los periodistas en la plaza del este de Caracas donde anunció que comenzará la marcha del próximo domingo.

Nelson Merino, de la misma organización, dijo que la manifestación será "de repudio a lo dicho por Maduro" y que en ella participarán miembros de la organización, sus familiares y amigos.

Este mismo colectivo ya manifestó su rechazó en abril del año a otras palabras de Maduro en las que calificó de "mariconzones" a líderes opositores. El entonces canciller aceptó que se equivocó y ofreció sus excusas.

"Nosotros no estamos defendiendo el liderazgo de la oposición. Simplemente exigimos que no se utilice la diversidad sexual como arma arrojadiza, como ofensa porque denigra la condición de las personas homosexuales", señaló entonces un comunicado de la comunidad LGBTI.