Honduras confirma a su nuevo líder

El Tribual Supremo Electoral dio como ganador de las elecciones a Juan Orlando Hernández, después de que su principal rival, Xiomara Castro, se declarara ganadora.

Juan Orlando Hernández es militante del Partido Nacional de Honduras. / AFP

Después de las dudas del domingo, ahora resulta más claro que el ganador de la Presidencia de Honduras fue Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, quien representaba la continuidad del gobierno del saliente Porfirio Lobo. Como Hernández, su principal contendora, Xiomara Castro, apareció públicamente para recibir la victoria que le daban los votos. Por varias horas, el país centroamericano tuvo dos presidentes electos simultáneamente que celebraban que los ciudadanos se hubieran inclinado hacia su lado.

El expresidente Manuel Zelaya, esposo de Xiomara Castro y quien fuera derrocado por los militares en 2009, anunció de manera abierta: “Proclamo que no aceptamos los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE)”. Zelaya es el líder del partido Libertad y Refundación (Libre), con el que Castro pretendía llegar a la jefatura del Estado. El tribunal al que se refirió el exmandatario confirmó la victoria de Juan Orlando Hernández, un conservador (45 años) que pasó sus últimos meses en política como presidente del Congreso Nacional.

Así se decantó la balanza al final. El TSE declaró como vencedor a Hernández con un porcentaje de votación cercano al 34%, mientras que Xiomara Castro rondó el 27%, resultados lo suficientemente polémicos para un sistema en el que no existe la segunda vuelta electoral. De este modo, las ideas fuertes de Hernández, enfocadas principalmente en la idea de retomar el control de la seguridad del país “haciendo lo que tenga que hacer”, dieron fruto.

A diario, en Honduras, alrededor de 20 personas son asesinadas y la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes es de 85, lo que lo convierte en uno de los países más violentos del mundo. Las autoridades atribuyen el fenómeno al crecimiento del crimen organizado y de las maras (pandillas). Por esta razón, una de las apuestas de Hernández es modificar la legislación para permitir a las fuerzas militares realizar tareas policiacas, con capacidad de allanamiento de propiedades e investigación criminal.

La imagen del mandatario electo no ha estado al margen de la polémica por su apuesta de seguridad. En su carrera como diputado siempre se caracterizó por una actitud conciliadora, que parece haber quedado rezagada durante la campaña con su enfoque de tolerancia cero. A pesar de la insatisfacción de Manuel Zelaya y su esposa, Xiomara Castro, el calendario ahora dice que el 27 de enero próximo será el día en el que Juan Orlando Hernández asuma la Presidencia.