La hora de Vladimir Putin

'Forbes' reveló el listado de las personas más poderosas del mundo: el presidente de Rusia superó a Barack Obama en el primer puesto.

Vladimir Putin. /AFP

Cada año, la revista 'Forbes' elige a las personas más poderosas del mundo, ya sean políticos, financieros, empresarios o filántropos. La decisión, que selecciona 72 personas de los 7.200 millones de habitantes del mundo, se basa en cuatro factores: sobre cuánta gente ejerce poder; la magnitud de los recursos financieros que tienen bajo su control; si tienen influencia en más de una región y cómo utilizan su poder para hacer cambios en el mundo.

En años previos, el presidente estadounidense, Barack Obama, siempre estuvo el puesto más alto del conteo desde la formación de la lista en 2009, a excepción de 2010 cuando el primer lugar fue otorgado al presidente chino Hu Jintao. No obstante, este año la publicación concedió el primer lugar al presidente ruso, Vladimir Putin, dejando al jefe de la Casa Blanca en el segundo puesto.

La revista explicó que Putin ganó el lugar número uno "porque muestra su fuerza en su país y en el escenario global con una alta frecuencia". Menciona su determinante participación en dos temas muy importantes en la actualidad del mundo: la Guerra Civil de Siria y el debate sobre los planes de espionaje masivo. Putin ha sido una pieza clave en las negociaciones con Siria sobre las armas químicas y concedió asilo al informante Edward Snowden, quien reveló dichos programas luego de ser extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos.

Además, Forbes sostiene que la razón de la degradación de Obama fue su reciente periodo de "horas bajas", que parece haber llegado antes de lo previsto para un presidente de dos mandatos. Por ejemplo, se ha enfrentado a problemas como el cierre del gobierno federal cuando en el que el Congreso no logró aprobar los fondos de apropiación legislación para el año fiscal 2014. La lucha política entre la Cámara dominada por los republicanos y el Senado, por los demócratas, en las que estuvo en primer plano el llamado "Obamacare”, son algunas de las razones.

Por otra parte, la revista sostuvo que ha habido un "cambio en la dinámica de poder individual" a causa de algunos signos de debilidad de Obama en el escenario internacional. Por ejemplo, ha reaccionado a dos temas recientes con un cierto nivel de inactividad: la situación en Siria y las filtraciones de la NSA, que por su parte Putin ha aprovechado muy bien. Esta falta de dinamismo sólo sirvió para destacar la acción del mandatario ruso y el consiguiente fortalecimiento de su reputación.

En cuanto al resto de la lista, Xi Jinping, Presidente de la República Popular China, apareció en una posición fuerte como la tercera persona más poderosa del mundo, y el Papa Francisco, recién llegado al listado, en el cuarto puesto. La canciller alemana, Angela Merkel, ocupó el quinto lugar, el más importante de las nueve mujeres que forman parte del conteo. Aunque representan solo el 12 % del total, esta cifra es más alta de lo que ha sido en años anteriores; entre 2011 y 2012 hubo seis mujeres y en 2009, sólo tres. De las 72 personas, 28 son multimillonarios, sumando una riqueza combinada de más de US$ 564.000 millones.

En cuanto a Latinoamérica, el mejor ubicado es el capitalista de las telecomunicaciones, el mexicano de Carlos Slim (12º). Dilma Rousseff, la presidenta brasileña, se sitúa en la venteaba posición, dos puestos más abajo que el año pasado. Dos mexicanos más se encuentran en la lista: el presidente Enrique Peña Nieto (37º) y el capo del cartel narcotraficante de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán (67º), quien es considerado como el criminal más poderoso del mundo.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias