En huelga de hambre, seguidores de banda de punk que critica a Putin

Cantantes del grupo están presas por cantar en una iglesia una canción contra el presidente ruso.

Unos 10 partidarios de las integrantes del grupo femenino de punk rock Pussy Riot, presas por haber cantado en una iglesia una canción que criticaba al presidente Vladimir Putin, iniciaron este lunes su 11º día de huelga de hambre en apoyo a las tres jóvenes detenidas.

El pasado 21 de febrero, cinco miembros de Pussy Riot, con la cara cubierta por capuchas de colores, cantaron en la catedral moscovita de Cristo Salvador una canción llamada "Oración Punk", que criticaba al primer ministro Vladimir Putin, quien desde entonces fue elegido presidente ruso. Se las acusa de "vandalismo cometido en grupo organizado" y podrían ser condenadas a una pena de hasta siete años de prisión.

Nadejda Tolokonnikova, de 22 años, Maria Alejina, de 24 años, y Ekaterina Samutsevich, de 29 años, presas desde hace más de cuatro meses, anunciaron el pasado 4 de julio que iniciaban una huelga de hambre contra una decisión de justicia que les otorgaba sólo cinco días para estudiar sus expedientes judiciales.

La semana pasada, las tres mujeres dijeron que suspendían esta acción por razones de salud, indicó el lunes a la AFP uno de sus abogados, Nikolai Polozov.

No obstante, unos 10 partidarios de las detenidas prosiguen su huelga de hambre. "Ya no puedo caminar", dijo a la radio Eco de Moscú la pintora Elena Jeidiz.

Temas relacionados
últimas noticias