Huelga de obreros paraliza de nuevo ampliación del Canal de Panamá

El Ministerio del Trabajo anunció que el sindicato y la patronal reiniciarán en la tarde de este miércoles las negociaciones del ajuste salarial.

EFE

Una huelga nacional de obreros de la construcción paralizó el principal proyecto de la ampliación del Canal de Panamá, en momentos en que el ritmo de los trabajos se recuperaba tras un conflicto contractual que los detuvo y obligó a posponer, de nuevo y por seis meses, la fecha de su culminación.

La ampliación "está paralizada en su totalidad", dijo este miércoles a Efe Héctor Hurtado, secretario de organización del poderoso Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs).

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr y encargado de la construcción del tercer juego de esclusas, confirmó en un comunicado que está parada "la totalidad de las labores productivas en los sectores Atlántico y Pacífico del proyecto", el principal de la ampliación.

La medida de fuerza "impacta el cronograma de trabajo del proyecto", añadió sin más precisiones el consorcio en su misiva oficial, de dos párrafos.

Fuentes de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dijeron a Efe que los obreros llegaron a sus lugares de trabajo pero no asumieron sus labores.

La huelga indefinida de los trabajadores de la construcción ocurre cuando los trabajos en las nuevas esclusas comenzaban a retomar su ritmo tras el conflicto contractual que ralentizó las obras desde enero pasado e incluso llegó a paralizarlas por completo durante 16 días en febrero.

La crisis, derivada de un reclamo del GUPC de más de 1.600 millones de dólares por "sobrecostos" que lo habrían dejado sin fondos, obligó al consorcio y a la ACP a entablar unas negociaciones que culminaron en marzo pasado con un acuerdo para inyectar hasta 600 millones de dólares a las obras a fin de reactivarlas plenamente y culminarlas en diciembre de 2015.

Los trabajos avanzaban el lunes pasado a un 75 % en comparación con el ritmo registrado antes de la crisis contractual, según dijo el administrador de la ACP, Jorge Quijano, en un recorrido por el proyecto junto al presidente panameño, Ricardo Martinelli.

Ese día el gobernante aseveró que el Canal ampliado, por donde pasarán buques con hasta 12.600 contenedores, casi el triple de lo actual, estaría "funcionando y trabajando a capacidad en el 2016".

Así está previsto en el cronograma reprogramado tras el conflicto contractual, que establece que la construcción de las nuevas esclusas culminará en diciembre 2015, unos 15 meses después de lo establecido en el contrato firmado en 2009 y seis meses más tarde que la nueva fecha anunciada el año pasado por el consorcio.

El administrador de la ACP ha dicho que los retrasos derivados del conflicto con el GUPC generaron pérdidas por 300 millones de dólares al Canal.

El GUPC se adjudicó en 2009 el contrato de diseño y construcción del tercer juego de esclusas por 2.118 millones de dólares, valor que se mantiene porque la nueva inyección de capital es producto de adelantos y préstamos responsabilidad del consorcio, según ha resaltado la autoridad del Canal.

La ampliación del Canal de Panamá así como otras grandes obras en marcha está 100 % paralizadas, mientras que la construcción de edificios y otras estructuras lo están al 95 %, aseveró este miércoles el secretario general del Suntracs, Saúl Méndez.

El Suntracs, que tiene alrededor de 70.000 afiliados, plantea un alza salarial de al menos un 20 % anual por los próximos cuatro años, el período de la nueva convención colectiva de 152 cláusulas que negocia desde inicios de año con la Cámara Panameña de la Construcción (Capac).

La patronal, por su parte, propone como "razonable" un 22 % de aumento en cuatro años, pagaderos de forma escalonada.

Méndez dijo a Efe que el nivel de ajuste salarial que exige el Suntracs, que en principio se había situado en 50 % anual, es "cónsono con las multimillonarias" ganancias de la industria.

El sector de la construcción ha registrado inversiones anuales de unos 5.000 millones de dólares, según dijo ayer el presidente ejecutivo de la Capac, Eduardo Rodríguez, mientras que cálculos privados sitúan en 18 % su peso en el producto interno bruto (PIB).

El Ministerio panameño del Trabajo anunció este miércoles en un comunicado que el sindicato y la patronal reiniciarán a las 18:00 hora local (23.00 GMT) las negociaciones del ajuste salarial en busca de un acuerdo que ponga fin a la huelga indefinida.

"El tema más fuerte es siempre el salario y vamos a colaborar en este diálogo a fin de lograr un acuerdo lo más pronto posible", indicó un comunicado del despacho del Trabajo. 

Temas relacionados