Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 10 horas

Huma Abedin, la “segunda hija” de Clinton que está en el centro de la polémica por correos electrónicos

La vicepresidenta de su campaña se ha convertido en un elemento clave en la carrera por la presidencia. Ahora es la razón por la que reabren una investigación contra la candidata demócrata.

Huma Abedin (izquierda) y la candidata Hillary Clinton en el avión de campaña, en White Plains, New York.AFP

Dicen que Huma Abedin es silenciosa y reservada y que sólo hasta finales de la década pasada se comenzaron a tener algunos datos certeros sobre ella. Hasta entonces, se había convertido en una suerte de leyenda: decían que era libanesa, que era jordana, que vivía con los Clinton. Así lo registra un perfil que escribió la revista Observer en 2007: “De hecho, mucha gente en diferentes e incontables corredores alrededor del mundo sabe algo de Huma Abedin. Pero, en apariencia, Abedin tiene el don raro de dejar que la gente la conozca sin que en realidad la conozca”. Hoy, Abedin está en el centro de la polémica por una investigación contra Hillary Clinton, apenas a una semana de las elecciones en Estados Unidos.

El FBI asegura que Hillary Clinton envió información clasificada a través de su correo personal, un acto que cuenta como crimen en Estados Unidos. Abedin habría sido una de las destinatarias de dicha información, de modo que el FBI se hizo con algunos de los aparatos electrónicos de ella y de su exmarido, el exsenador Anthony Weiner, para revisar si en efecto hubo un uso indebido de dicha información. El equipo de campaña de Clinton, del que Abedin hace parte, ha dicho que no existe ninguna explicación plausible para reabrir dicha pesquisa, que parecía ya olvidada.

Abedin comenzó a trabajar en el equipo de Clinton en 1996, cuando entró como pasante a la oficina de la entonces Primera Dama. De origen paquistaní, Abedin nació en 1976 y vivió toda su niñez y parte de su adolescencia en Arabia Saudita. Volvió a Estados Unidos para realizar su carrera profesional. Abedin lleva 20 años al lado de Clinton y su cercanía es tanta que la candidata demócrata dijo en 2010: “Tengo una hija. Pero si tuviera otra, ésa sería Huma”.

Hasta 2011, Abedin tuvo un perfil bajo que reafirmo su aura mítica. En palabras de John McCain, excandidato republicano a la presidencia de EE.UU., dijo sobre ella: “Es una persona con un enorme intelecto, que tiene un conocimiento profundo en numerosos temas, en especial aquellos relacionados con Oriente Medio”. Abedin practica el islam, habla en inglés, hindu-urdu y árabe. Fue consultora de la firma Teneo (que tenía entre sus clientes a Coca Cola) mientras servía, aupada por un arreglo especial, como jefe de equipo de Clinton cuando ésta lideraba el departamento de Estado entre 2009 y 2013. Quienes la han visto la retratan como una mujer siempre firme, que no suele desbalancear su ánimo. “Nadie sabe nada sobre ella —dijo uno de los entrevistados en el perfil de Observer—. Es el arma secreta de Hillary”.

Después de 2011, su nombre comenzó a sonar a causa de su esposo: Anthony Weiner había enviado fotografías con contenido sexual a distintos usuarios, que luego las filtraron a los medios y a la opinión pública. En principio, Abedin tomó una actitud reservada y continuó con su matrimonio. Luego, cuando Weiner reincidió, tomó la decisión de separarse en agosto de este año. Abein y Wiener tienen un hijo de cinco años. Es todo cuanto se sabe.

Durante años, Abedin ha tomado la decisión de estar tras los reflectores y de trabajar como una aliada rigurosa de Clinton. Dio su testimonio sobre el ataque en Bengasi, por el que muchos todavía culpan a Clinton, y también la siguió durante su fallida campaña presidencial en 2008. Si Clinton queda como presidenta, es probable que ocupe el puesto de directora de equipo.