Imputan a empresarios por negocio tras visita papal a España en 2006

Estas personas montaron la sonorización de los actos de la visita del Sumo Pontífice a Valencia.

La constructora leonesa Teconsa fue la empresa que logró que la televisión pública valenciana (RTVV) le adjudicara el contrato para montar la sonorización de los actos de la visita del Papa a Valencia en 2006. La adjudicación fue por 6,4 millones, pero la empresa subcontrató esos trabajos por 3,1 millones de euros a tres empresas especializadas en estos servicios, en los que la constructora no tenía ninguna experiencia.

Ahora, el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que instruye el caso Gürtel, Antonio Pedreira, ha decidido imputar a sus responsables, José Luis Martínez Parra y Rafael Martínez Molinero, ante la posible comisión de presuntos delitos contra la Administración pública y blanqueo de capitales. Ambos tendrán que acudir a declarar el próximo 5 de octubre.

La participación de Teconsa en los servicios de la visita del Papa a Valencia fue, según la policía, una tapadera para la intervención de la trama corrupta que dirigía Francisco Correa que, según los informes, cobró por su intermediación al menos 900.000 euros. La investigación judicial descubrió, en uno de los registros de los pisos de la red, documentación que acreditaba su participación en todas las gestiones de Teconsa para conseguir el contrato.

Las investigaciones del caso Gürtel llevaron, entre otras cosas, a una inspección y al análisis de las empresas que habían aportado o retirado de bancos grandes cantidades de dinero en billetes de 500 euros. Según la Oficina Nacional de Investigación del Fraude, que depende de la Agencia Tributaria, Teconsa retiró de sus cuentas 893.000 euros en dos operaciones registradas en octubre y diciembre de ese mismo 2006.

Sin embargo, esta no es la única operación por la que la empresa Teconsa aparece en las diligencias del caso Gürtel. La sociedad también está siendo investigada a raíz de la adjudicación irregular de la construcción de un tramo de la variante de la autovía de Olleros de Alba (León). Según la Brigada de Blanqueo de Capitales, el contrato de la constructora leonesa con la Junta de Castilla y León reportó a la trama corrupta una supuesta comisión de alrededor de 73.000 euros, el 3% del valor de la adjudicación, que percibió, entre otros, el líder de la red, Francisco Correa.

Y este no es el único supuesto pago que realizó la empresa a la trama, ya que también aparece Teconsa en el último gran informe elaborado por la Brigada de Blanqueo de Capitales sobre la contabilidad hallada en una carpeta azul bajo el epígrafe 'caja B' incautada al contable de la red Gürtel. En este se señala el pago de 600.000 euros por parte de Teconsa, que la policía ya había relacionado con una comisión por la adjudicación de un proyecto de construcción de un Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos a una UTE de la que forma parte la constructora leonesa.

Los informes que forman parte de las diligencias judiciales apuntan también al ingreso en las cuentas de la trama de otros 1,8 millones de euros que posteriormente se repartieron tanto Correa como Pablo Crespo, su número dos. La policía apunta que se trata de 'una cantidad muy elevada para vincularla a un solo pago, y más teniendo en cuenta que en otras actuaciones realizadas con Teconsa el pago de la comisión correspondía a un porcentaje de un 3 % sobre el precio de adjudicación de la obra'. Por ello considera que el importe 'no se correspondería con el pago de una comisión, sino que aglutinaría varias adjudicaciones de las que ha sido beneficiaria Teconsa en Boadilla del Monte (Madrid)'.

Al margen de la documentación, las conversaciones telefónicas intervenidas judicialmente acreditaron las buenas relaciones entre Correa y el responsable de Teconsa, ahora imputado, José Luis Martínez Parra.

Temas relacionados
últimas noticias

El caos migratorio se extiende