Inaugurarán línea eléctrica que conectará a Francia y España

El principal objetivo es garantizar el suministro eléctrico en ambos países jugando con el carácter complementario de sus abanicos de fuentes energéticas y sus perfiles de consumo divergentes.

Una innovadora línea eléctrica subterránea entre Francia y España, que será inaugurada este viernes, duplicará la capacidad de intercambio de corriente entre ambos países, además de alentar el desarrollo de energías renovables.

Tras tres años de obras, el primer ministro francés y el presidente del Gobierno español, Manuel Valls y Mariano Rajoy, cortarán la cinta roja cuando han empezado los ensayos para una puesta en servicio prevista en junio.

"Vamos a poner en servicio una conexión que representa un triple récord tecnológico: récord de potencia, récord de distancia y récord de tensión", subrayó ante la prensa Didier Zone, director del Centro Nacional de Peritaje de Redes (CNER) de RTE, la entidad que gestiona la red francesa de alta tensión.

El costo viene a ser de 700 millones de euros, con una subvención de 225 millones de la Unión Europea. El proyecto inicial de construir una línea aérea se había evaluado en unos 100 millones de euros pero el proyecto fue abandonado ante las intensas oposiciones locales. Esta línea subterránea de muy alta tensión se extiende a lo largo de 65 km. Además de un túnel central de 8,5 km excavado en el macizo pirenaico, comprende zanjas cubiertas a ambos costados y estaciones de conversión en las dos extremidades.

Ofrecerá una potencia de 2.000 megavatios de corriente continua con tecnología VSC y permitirá duplicar la capacidad de interconexión franco-española hasta 2.800 mw."Es la primera vez que se transporta electricidad a tanta distancia y con tanta potencia por vía subterránea", con una tensión de 320 kilovoltios y una nueva tecnología de cable, explicó Zone.

El principal objetivo es garantizar el suministro eléctrico en ambos países jugando con el carácter complementario de sus abanicos de fuentes energéticas y sus perfiles de consumo divergentes.

La producción eléctrica francesa está dominada por la nuclear, mientras que la española ostenta una proporción mayor de las energías renovables, que han representado un 42% de la producción en 2014, según REE, la entidad gestora de la red española.

A escala europea, "estimamos que como mínimo se ahorrarán un millón de toneladas de CO2 gracias a esta interconexión", explicó Jean Verseille, director de asuntos europeos de RTE.

 

últimas noticias