Incendio en mayor puerto de Brasil completa 3 días

Sin previsión para el control total del incendio, algunos especialistas han señalado que la labor puede demorar unos cuatro días.

AFP

El incendio de un depósito de combustibles y productos químicos que comenzó la mañana del jueves en el puerto paulista de Santos, el mayor del país y de Suramérica, completó tres días sin que los bomberos hayan conseguido su control y alcanzó un sexto tanque que almacena gasolina.

La empresa Ultracargo, del Grupo Ultra y la mayor compañía de Brasil dedicada al almacenamiento de líquidos, especialmente químicos, petroquímicos y combustibles, comunicó que un sexto tanque fue afectado este sábado y provocó una explosión.

Según la empresa, en el almacén hay todavía otros dos tanques que no fueron afectados, uno vacío y otro con etanol, los cuales los bomberos intentan enfriar para evitar que se incendien.

De los seis tanques afectados, dos fueron apagados en su totalidad por los bomberos, mientras que los otros cuatro todavía presentan llamas de grandes proporciones.

El portavoz del Cuerpo de Bomberos de Santos, el capitán Marcos Palumbo, declaró a periodistas que persisten las dificultades para preservar los tanques próximos a los ya afectados, debido a las altas temperaturas -de hasta 800 grados centígrados- que hacen evaporar el agua usada para apagar las llamas y enfriar los toneles.

Palumbo indicó que hasta ahora fueron utilizados 4.000 millones de litros de agua extraída del mar por una embarcación especializada y que el líquido luego es mezclado con espuma de camiones cisternas para bajarle la temperatura ambiente antes de ser usada.

"La tarea está siendo vencida de forma gradual y necesita ser realizada de esa forma debido a su complejidad. No es fácil hacer la extinción de ese fuego, pero ya hemos avanzando bastante enfriando los otros tanques", añadió el jefe bombero.

Sin previsión para el control total del incendio, algunos especialistas han señalado que la labor puede demorar unos cuatro días.

En el operativo participan 91 bomberos especializados de Sao Paulo y otros noventa de las brigadas de socorro que tienen en el puerto las diferentes empresas que operan en el lugar.

El primer tanque almacenaba tres millones de litros de combustible diesel y con la propagación de las llamas a otros toneles se produjeron durante el día siete explosiones.

El alcalde de Santos, Paulo Alexandre Barbosa, indicó hoy a periodistas que a pesar de la magnitud del incendio, la calidad del aire de la ciudad certificada por las autoridades ambientales no está todavía comprometida.

El reporte oficial de la Alcaldía de Santos indicó que quince personas que trabajaban en el lugar recibieron atención médica básica, tres pasaron por una crisis nerviosa y uno de los bomberos sufrió una pequeña lesión en el ojo provocada por una chispa.

El bombero permanecía internado para evaluación oftalmológica, pero fuera de peligro, mientras que ninguna de las otras 18 personas atendidas fue hospitalizada.

Por la exposición a las altas temperaturas, los bomberos trabajan en contingentes con intervalos y en el lugar se montó una tienda médica para la revisión constante de los socorristas.

Según algunos empleados del lugar, se especula que en la empresa algunas personas estaban trabajando con una lijadora y una chispa probablemente pegó fuego en una lona y ese fue el inicio del foco del incendio.

Con el temor de más explosiones, el aparatoso incendio obligó a cerrar un tramo de la carretera Anchieta, una de las principales vías para acceder al litoral paulista, una turística región de playas con mayor movimiento en la Semana Santa.

Temas relacionados