Inconsistencias en testimonios sobre asesinato de joven argentina de 15 años en Uruguay

La menor desapareció el pasado 28 de diciembre en una playa del balneario costero de Barra de Valizas y fue hallada muerta dos días después.

Lola ChomnalezTomada de Facebook

La investigación del asesinato en Uruguay de la joven argentina Lola Chomnalez se encuentra estancada debido a las inconsistencias de los testimonios de la madrina de la víctima y su pareja, que fueron puestos en libertad por falta de pruebas que les involucren, dijeron a Efe fuentes judiciales.

Actualmente, los dos mantienen la condición de "indagados" y el hombre es el principal sospechoso del crimen, "pero no se pudo lograr un elemento contundente de su supuesta participación", por lo que ambos recuperaron su libertad y quedan emplazados para ser citados de nuevo por la jueza encargada del caso.

Además, según las mismas fuentes, el encargado de un "cibercafé" fue también detenido e interrogado después de que la investigación apuntara a que alguien había mandado un mensaje por internet a la familia de la víctima desde una computadora de dicho establecimiento, en el que se transmitía la idea de que "no iba a aparecer con vida".

Al no poder determinar si fue él o un cliente quien remitió dicho mensaje, también fue puesto en libertad, pero sin consideración de indagado.

Por el momento no hay más pistas que involucren a otras personas y entre hoy y el próximo 5 de enero se espera un informe detallado por parte de la Policía Científica y de las compañías telefónicas de las que eran usuarios tanto Lola Chomnalez como el principal sospechoso.

La joven argentina de 15 años, que disfrutaba de unos días de vacaciones junto a unos familiares, desapareció el pasado 28 de diciembre en una playa del balneario costero de Barra de Valizas, en el departamento uruguayo de Rocha, y fue hallada muerta dos días después.

El miércoles, y tras la puesta en marcha de un intenso operativo policial, fue detenido el primer sospechoso: un hombre que contaba con un perfil que coincidía con la descripción aportada por posibles testigos, que recuperó este jueves la libertad al no haber podido ser demostrada su implicación en la muerte de la adolescente.

El comisario inspector de la Jefatura de Policía de Rocha, Gualberto Acosta, reconoció que "se están agotando todas las vías de investigación" y afirmó que el núcleo familiar de la joven es una de las líneas de acción.

"No logramos superar las inconsistencias. La investigación está estancada", añadieron por su parte fuentes judiciales.

Por este motivo, la Justicia uruguaya ordenó este viernes realizar un estudio sobre el perfil de la víctima con el fin de avanzar en la investigación.

Temas relacionados