Indignación por niño de dos años que consume licor

Este caso ha generado polémica y rechazo en China, especialmente en los habitantes de Anhui, provincia donde vive el bebé.

Cheng Cheng, un menor que vive en Anhui, China, se ha convertido en el alcohólico más joven del mundo por su adicción a las bebidas embriagantes.

Según cuenta su familia, todo empezó cuando su padre le dio una gota de vino cuando el pequeño tenía tan sólo diez meses de edad, con el fin de que dejara de llorar y, ahora, con dos años ya puede beber una lata de cerveza completa sin mostrar ningún signo de ebriedad.

Mientras los familiares bromean por la adicción que presenta Cheng Cheng, las autoridades locales han enviado un mensaje a los padres del menor en donde advierten que de no sustituir el alcohol por otras bebidas le quitarían la custodia del bebé.

Según señala el Daily Mail, los padres están haciendo todo lo posible por dejar que el menor siga consumiendo bebidas alcohólicas por el temor de enfrentar consecuencias legales.

Pese a las advertencias de las autoridades, en los últimos días el padre de Cheng Cheng se tomó una botella de cerveza que compartió con su hijo siendo Cheng el que terminara tomándose toda la bebida en tan solo unos minutos.

Algunos pediatras se han pronunciado y han asegurado que un menor de edad, especialmente un bebé no está en condición de soportar el licor ya que los órganos de los niños, de esta edad, no están bien desarrollados, y que el consumo de alcohol puede afectar fácilmente el estado de salud de un niño.

Luego de las declaraciones de los pediatras, Cai Teng, tía del menor señaló que "No dejaremos que beba o se acerque al alcohol nunca más, ya que tenemos miedo que pueda afectar su crecimiento".

últimas noticias

El regreso de Barack Obama

Aumenta presión internacional a Nicaragua