"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 3 horas

Inteligencia de EE.UU. trabaja para verificar asesinato de rehén japonés por el EI

El Estado Islámico pide la excarcelación de la extremista Sayida al Rishawi para liberar a Kenji Goto, otro rehén japones.

Haruna Yukawa, el rehén japonés que fue ejecutado por el Estado Islámico. /EFE

La comunidad de inteligencia estadounidense está trabajando para verificar la autenticidad del video con el que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) anunció este sábado el asesinato del rehén japonés Haruna Yukawa, indicó la Casa Blanca.

El video muestra una imagen fija del rehén japonés Kenji Goto, quien sostiene una fotografía de Yukawa supuestamente decapitado, con un audio en el que afirma que su compañero de cautiverio fue ejecutado por los yihadistas.

"La comunidad de inteligencia está trabajando para confirmar su autenticidad", indicó un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Patrick Ventrell, en un correo enviado a Efe.

El portavoz enfatizó que Estados Unidos condena en los términos más fuertes las acciones del Estado Islámico e instó al grupo yihadista a liberar "inmediatamente" al resto de rehenes.

Ventrell extendió el apoyo y la solidaridad de Estados Unidos a Japón y aseguró que ambos países están trabajando "estrechamente". "Estados Unidos apoya plenamente Japón en este asunto", subrayó.

En un video publicado en internet el pasado martes, un supuesto miembro del Estado Islámico dio un plazo de 72 horas al Gobierno de Japón para pagar 200 millones de dólares y evitar la ejecución de dos rehenes.

En la nueva grabación, Goto subraya que ya no es necesario el abono de dicho rescate para salvar su vida, porque ahora lo que el EI pide es la excarcelación de una extremista detenida en Jordania, identificada como Sayida al Rishawi.

Yukawa, el ciudadano japonés que el EI alega haber ejecutado, tenía 42 años y viajó a Siria aparentemente para montar una empresa de seguridad pero acabó uniéndose a un grupo rebelde sirio.

Por su parte, Goto es un conocido periodista "freelance" de 47 años especializado en zonas de conflicto que se encontraba en el norte de Siria en el momento de su secuestro.

Temas relacionados