"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 2 horas

Intensos combates entre fuerzas sirias y grupos insurgentes en Alepo

Rusia anunció el martes el cese de las operaciones del ejército sirio tras lograr un acuerdo de alto el fuego para la salida de los combatientes rebeldes de Alepo, pero la evacuación aún no se ha dado.

EFE

Los efectivos gubernamentales sirios y diversas facciones mantienen intensos combates que afectan a las áreas en poder de los opositores en el este de Alepo y las que están manos de las autoridades, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. (Lea: Unicef denuncia que 100 niños están atrapados en edificio de Alepo en medio de bombardeos)

En paralelo, los leales al presidente sirio, Bachar al Asad, disparan fuego de artillería contra los barrios dominados por los insurgentes; mientras que los rebeldes han lanzado cohetes contra los distritos controlados por las fuerzas gubernamentales en el oeste de Alepo.

Rusia anunció ayer el cese de las operaciones del ejército sirio tras lograr un acuerdo de alto el fuego para la salida de los combatientes rebeldes de Alepo.

Estaba previsto que la evacuación comenzara a las 05.00 hora local (03.00 GMT), pero no se ha llevado a cabo.

Según el Observatorio, las autoridades sirias impiden la aplicación del pacto forjado entre Rusia y Turquía para una evacuación por no haber sido consultadas, mientras que los opositores acusan a Irán, porque quiere incluir en el acuerdo algún punto referido a los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya.

Dichas localidades están ubicadas en la vecina provincia de Idleb y están cercadas por el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y otros grupos.

El Observatorio agregó que otro de los motivos es que entre los rebeldes hay unos 250 guerrilleros extranjeros que las autoridades sirias quieren detener e investigar; y el hecho de que el ejército considere que no recibe nada a cambio en este pacto, ya que estaba a punto de tomar totalmente el área rebelde.

La ONG destacó que unas 15.000 personas iban a abandonar Alepo, de las que 5.000 eran insurgentes y 10.000 civiles, entre los que hay familiares de combatientes. 

Temas relacionados