Intento de golpe de estado por parte de chiitas en Yemen

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon pidió este martes a todas las facciones armadas en Yemen un cese al fuego inmediato.

Vista general de los enfrentamientos entre la guardia presidencial y el movimiento chií de los hutíes, en Saná, YemenEFE

 Después de que milicianos chiitas tomaran este martes el control del complejo presidencial yemenita en la capital Saná, tal como confirmó un alto responsable militar. El secretario general de la ONU Ban Ki-moon pidió este martes a todas las facciones armadas en Yemen un cese al fuego inmediato.

"Los milicianos huthis entraron al complejo y están saqueando los depósitos de armas", declaró dicha fuente militar a la agencia AFP. Por su parte, un responsable huthi, Ali al Bujaiti, confirmó en su cuenta de Facebook que el movimiento chiita Ansarualá había "tomado el control del complejo presidencial".

Mientras tanto, otros combatientes de esa milicia se enfrentaban a soldados gubernamentales cerca de la residencia del presidente Abd Rabo Mansur Hadi, en el oeste de Saná. Al menos dos militares murieron, según fuentes médicas. La ministra de Información, Nadia Sakkaf, afirmó en Twitter que, desde las 3 de la tarde de este marte, hora local, el presidente era el blanco de un ataque de los milicianos chiitas "que quieren derrocar al régimen".

Según varios testigos, la intensidad de los combates en torno a la residencia de Hadi se redujo a última hora de la tarde, mientras, al parecer, el presidente sigue en el edificio. Ban Ki Moon reiteró su profunda preocupación mientras el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se reunía a puertas cerradas para escuchar un reporte de su enviado especial, Jamal Benomar, sobre el aparente intento de derrocar al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, gran aliado de Estados Unidos en la lucha contra Al Qaida.

La reunión fue convocada urgentemente por Gran Bretaña después de los enfrentamientos este lunes entre milicias chiitas huthis y fuerzas gubernamentales en Saná.

Por ahora, los 15 países miembros del Consejo de Seguridad discuten si publicar o no una declaración, en la reunión, condenando el intento de golpe de estado.El gobierno de Mansur Hadi, aliado de Washington, ha permitido a Estados Unidos utilizar su territorio para atacar las milicias de Al Qaida con aviones no tripulados.

La rama yemení de la red islamita Al Qaida en la Península Arábiga (Aqpa) es considerada la más peligrosa del movimiento. Es también quien reivindicó el ataque del 7 de enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo, en París, con un saldo de 12 muertos.

El enviado de la ONU, Jamal Benomar, quien iba a dirigirse al Consejo de Seguridad por videoconferencia desde Qatar, está a cargo de conducir las negociaciones para lograr un gobierno de unidad en Yemen. Yemen está en una situación inestable desde la salida en 2012 del expresidente Ali Abdullah Saleh.

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso en noviembre sanciones contra Saleh y dos comandantes huthis por amenazar la paz en el país más pobre de la Península Arábiga.

Temas relacionados