Investigan muerte de joven afroamericano en Los Ángeles a manos de un policía

La División de Fuerzas de Investigación del Departamento de Policía y la oficina del fiscal del distrito del condado de Los Ángeles investigan lo ocurrido.

La calle de Ferguson en Misuri, se han presentado múltiples disturbios y protestas por lo ocurrido/ AFP

La Policía de Los Ángeles (EE.UU.) investiga la muerte a manos de un agente de un joven afroamericano de 25 años que presuntamente sufría un trastorno mental, según informaron este jueves medios locales.

La muerte de Ezell Ford tuvo lugar dos días después de que el sábado un policía de raza blanca matase a un adolescente negro desarmado en el municipio de Ferguson (Misuri) en circunstancias aún por esclarecer, lo que ha desatado numeroso incidentes violentos y protestas.

Según la versión facilitada hasta ahora por la policía, dos agentes de patrulla pidieron el pasado lunes a las 20:10 hora local a Ford, que caminaba solo por la calle en el sur de Los Ángeles (California), que se detuviese.

Por motivos no revelados, el joven y los agentes iniciaron una trifulca y, según la policía, Ford empujó a uno de los agentes y trató de sustraerle el arma, por lo que uno de los policías le disparó.

Tras recibir el impacto de la bala, Ford fue trasladado al hospital, donde falleció.

Según los familiares y conocidos de la víctima, Ford sufría un trastorno mental, algo que no ha sido confirmado oficialmente, como tampoco han sido desvelados los motivos por los que los agentes decidieron detener al joven.