Irak aceptó permanencia de tropas de EE.UU. "sólo" para entrenamiento

El ejército estadounidense sólo podrá realizar labores de entrenamiento militar y se les quitará la inmunidad que había sido aprobada al inicio del acuerdo.

Las coaliciones políticas iraquíes han acordado que las tropas estadounidenses permanezcan en Irak, pero sólo para prestar labores de entrenamiento militar y sin gozar de inmunidad informó la Presidencia iraquí.


“Dado la proximidad del cumplimiento del acuerdo de seguridad entre Irak y EEUU (...), los dirigentes políticos coincidieron en la necesidad de entrenar a las fuerzas iraquíes y completar su equipamiento” , subraya un comunicado.


El acuerdo actual, suscrito en 2008 entre Washington y Bagdad, estipula la retirada de todas las tropas estadounidenses antes del próximo 31 de diciembre, y cualquier modificación del mismo debe contar con la aprobación del Gobierno y Parlamento iraquíes.


Los líderes de las alianzas políticas aceptaron que permanezcan algunos efectivos pero acordaron no otorgar inmunidad a los militares estadounidenses que se queden como instructores.


Asimismo, decidieron que el entrenamiento se lleve a cabo en instalaciones iraquíes y que sea diseñado para garantizar la profesionalidad en todas las especialidades del Ejército de Irak.


Los grupos políticos subrayaron la necesidad de que la instrucción militar estadounidense prepare a las tropas iraquíes para disuadir cualquier amenaza interna o externa.


Esta formación también deberá ayudar a las tropas a mantener la integridad de su territorio y espacios marítimo y aéreo, así como su sistema constitucional y democrático.


La nota de la Presidencia destaca la importancia de que se respalde los esfuerzos del Gobierno iraquí y las conversaciones que mantiene con EE.UU. sobre esos asuntos.


La reunión se llevó cabo en respuesta a una invitación del presidente iraquí, Yalal Talabani, con el objetivo de discutir un asunto polémico y muy comentado en los círculos de poder y mediáticos desde hace meses.