Irán negó planear atentado contra embajador saudí en Washington

Autoridades iraníes indicaron que EE.UU. pretende dividir a los países musulmanes y desviar la atención de sus problemas internos.

Diversas autoridades y comentaristas iraníes han coincidido en señalar que EE.UU. pretende dividir a los países musulmanes y desviar la atención de sus propios problemas internos, al acusar a Teherán de estar detrás de un supuesto complot terrorista desmantelado en Washington.

Estados Unidos acusó ayer a Irán de estar tras un presunto complot para atentar contra las embajadas de Arabia Saudí e Israel en Washington, así como asesinar al embajador saudí, Adel al Jubeir, lo que las autoridades iraníes han desmentido.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, dijo que las acusaciones son “torpes” e indicó que “nuestros amigos en la zona del Golfo Pérsico están familiarizados con este tipo de conspiraciones diabólicas” por parte de EEUU.

Salehi vaticinó, según la agencia oficial IRNA, que Washington “se verá obligado a pedir disculpas a Teherán por su infundada acusación a Irán.

Sobre las relaciones entre Teherán y Riad, el responsable de la diplomacia iraní recalcó: ”Disfrutamos de buenas relaciones con Arabia Saudí“ y apostilló que, si tienen diferencias con los saudíes, son por cuestiones internacionales, pero no en las relaciones bilaterales.

El presidente del Parlamento consultivo iraní, Ali Lariyani, dijo en la Cámara que se trata del ” último juego de niños (de EEUU) contra Irán“, con el fin de ” crear conflictos a los países de la región (de Oriente Medio) “ y ” desviar la atención de sus problemas internos mediante una cobertura informativa masiva del caso“.

Para Lariyani, las acusaciones estadounidenses de que pretendían asesinar al embajador saudí en Washington no destruirán las relaciones entre Teherán y Riad, que calificó de ” normales“, según informó la agencia oficial IRNA.

Por su parte, el ministro de Cultura y Orientación Islámica, Mohamad Hoseini, incluido en la última lista de sanciones de Unión Europea acusado de violar los Derechos Humanos, comentó que EE.UU. ” siempre trata de dañar las relaciones amistosas de Irán creando discordia“ con países como Arabia Saudí.

Hoseini criticó asimismo a los países europeos que han impuesto sanciones a Irán y ciudadanos y empresas iraníes, incluido él, y dijo que la medida es ” inadmisible“, según IRNA.

El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Alaodin Boruyerdi, rechazó la acusación y dijo que Washington pretende hacer olvidar a la opinión pública mundial las protestas del movimiento de ” indignados“ en Wall Street, en Nueva York, contra la crisis y los abusos bancarios.

”No hay duda de que es un nuevo complot estadounidense-sionista (israelí) para distraer a la opinión pública de la crisis a la que se enfrenta (el presidente de EEUU, Barack) Obama“, puntualizó Boruyerdi en declaraciones recogidas por la agencia local FARS.

El viceministro iraní de Asuntos Exteriores, Hasan Gashgai, dijo que las acusaciones pretenden ” estropear la tranquilidad y estabilidad de Irán, debido a la “envidia de EEUU y el régimen sionista” , que indicó que se enfrentan “a masivas protestas populares”.

El comentarista político iraní Sadeq al Hoseini, abundando en esta opinión, apuntó que estas acusaciones contra Irán pretenden “crear tensión en la región” de Oriente Medio cuando se inicia la peregrinación anual a La Meca, en la que más de 3 millones de musulmanes se reúnen en esa ciudad santa de Arabia Saudí.

“Irán no tiene problemas con los países árabes, por lo que no hay una razón lógica para asesinar a ciudadanos y diplomáticos de otros estados de la región” , agregó Hoseini en declaraciones a Fars.

Estados Unidos e Israel son los enemigos declarados de Irán, mientras las relaciones de Teherán con Riad son inestables, debido a la alianza de Arabia Saudí con EEUU y también a su rivalidad en el área del golfo Pérsico, aunque son socios en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) .