Irán propone un plan de cuatro puntos para pacificar Yemen

El país parece cada vez más estar sumido en un conflicto entre el movimiento chií de huties y las milicias leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansul Hadi.

AFP

 El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, propuso hoy en Madrid un plan de cuatro puntos para lograr la pacificación de Yemen, sumido en un conflicto entre el movimiento chií de huties y las milicias leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansul Hadi.

Zarif, de visita en España, negó que Irán "tenga ningún papel en este conflicto", como le atribuyen algunos países árabes que le acusan a de apoyar a los rebeldes hutíes, y rechazó la ofensiva militar liderada por Arabia Saudí para defender la legitimidad de Hadi, refugiado en territorio saudí.

"Los bombardeos no son la respuesta, no hay nada que los justifique. Esta política no contribuye a alcanzar la paz en Yemen", dijo Zarif antes de proponer el plan de cuatro puntos para pacificar el país.

Según el diplomático, para que Yemen supere esta crisis es necesario, en primer lugar, detener la operación militar, lo que implica un alto el fuego para todas las partes, entre las que se incluyen, según explicó, grupos de organizaciones terroristas como Al Qaeda.

También resulta urgente garantizar asistencia humanitaria a los miles de damnificados en un país que ya carecía de infraestructuras esenciales y en el que los bombardeos aliados han dañado importantes instalaciones civiles.

Zarif propuso igualmente el inicio de "diálogo interyemení" que incluya a todas las partes implicadas.

"El conflicto no se arregla con un diálogo entre Irán y Arabia Saudí, es necesario que en hablen los yemeníes para decidir su futuro. El resto de países solo podemos actuar como colaboradores", insistió.

El cuarto punto del plan propuesto por Zarif considera también imprescindible que no se fije ningún requisito previo a las partes durante las negociaciones.

El diplomático hizo estas declaraciones en un acto en la capital española en el que estuvo acompañado por el ex secretario general de la OTAN y ex jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, para quien el papel de Teherán en el conflicto de Yemen puede ser trascendental.

De hecho, Solana pidió un "esfuerzo" para que haya una "negociación seria" entre Arabia Saudí e Irán, con el fin de poner fin a muchos de los problemas "grandes y pequeños que sufre la región", en referencia a Yemen.

En opinión de Solana, el "centro de gravedad de los problemas" de la región está en la necesidad de "una negociación seria entre Teherán y Riad. Si no hay un entendimiento allí será más difícil que haya un entendimiento global para resolver los problemas" que acucian la zona.

últimas noticias

Trump y Europa, ¿quién es enemigo de quién?