A Israel le preocupa la paz

Más de mil manifestantes egipcios, que se reunieron el viernes en la Plaza Tahrir, en el centro de El Cairo, para exigir reformas democráticas a más de seis meses de la caída del presidente Hosni Mubarak, atacaron la delegación diplomática de Israel.

Tras derribar una valla de seguridad externa y arrancar la bandera, algunos de ellos la invadieron y arrojaron miles de documentos “confidenciales” desde uno de sus despachos.

Esta acción, según analistas, demuestra la encrucijada en la que está el gobierno de transición. “Hosni Mubarak fue una figura clave para contener el sentimiento contra Israel, al caer la gente pide cambios, quiere que se levante el embargo a Gaza y el actual gobierno no sabe cómo actuar”, explicó el analista Ian Shaviv. Y advierte que lo peor que podría hacer El Cairo sería romper el tratado de paz firmado en 1979.

Esa es la gran preocupación de la cúpula israelí. Varios ministros declararon que Israel aspira a calmar la situación con Egipto, para preservar el “estratégico” tratado de paz con su principal vecino, a pesar de la violencia sin precedentes de la toma de su embajada. Netanyahu destacó el sábado en la tarde que lo esencial era preservar el tratado de paz de 1979, el primero firmado por Israel con un país árabe.

Temas relacionados

 

últimas noticias