Israel pidió crédito al FMI para evitar colapso de la Autoridad Palestina

La ANP atraviesa una grave crisis económica, con un déficit de más de 1.000 millones de dólares.

El presidente del Banco de Israel, Stanley Fischer, pidió sin éxito un crédito al Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar el derrumbe económico de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que no podía solicitarlo porque no es un Estado, confirmaron a Efe fuentes oficiales israelíes.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue quien encargó a Fischer que tramitase el préstamo, señalaron las fuentes bajo condición de anonimato, al confirmar sin más detalles una noticia publicada el domingo por el diario israelí "Haaretz", que cifra la solicitud en cien millones de dólares (79 millones de euros).

La ANP atraviesa una grave crisis económica, con un déficit de más de 1.000 millones de dólares (tres veces mayor del previsto), motivado principalmente por el incumplimiento por los donantes, en particular los países árabes, de sus compromisos de pago.

La propia banca palestina ha comenzado a cerrar el grifo del crédito a la ANP, entidad creada en los Acuerdos de Oslo que sobrevive gracias al dinero internacional y que sólo controla administrativamente un tercio de Cisjordania (el resto está en manos de Israel y Gaza está bajo un Gobierno de Hamás).

El pasado enero, la ANP aumentó los tributos y recortó seriamente el gasto público para tratar de tapar su agujero de 1.100 millones de dólares (870 millones de euros) en préstamos bancarios y otros 400 millones de dólares (316 millones de euros) de impagos al sector privado, que le impide abonar con regularidad los salarios de los funcionarios.

En este contexto, señala "Haaretz", el primer ministro palestino, Salam Fayad, que conoce a Fischer de los años que compartieron en el FMI, le pidió ayuda para lograr un crédito de la institución, al dar por imposible que Estados Unidos o Europa aumenten ahora su contribución a la ANP.

Fischer abordó el tema con su primer ministro y recibió luz verde.

"Netanyahu está interesado en evitar una situación de derrumbe financiero de la ANP que podría tener un impacto muy negativo en la situación de seguridad en Cisjordania", dijo al diario una fuente oficial israelí.

Las fuerzas de seguridad de la ANP coordinan sus actividades con el Ejército israelí.

El FMI rechazó la propuesta porque hubiera supuesto sentar un precedente de concesión de un crédito, aunque fuese indirecto, a una entidad que carece del estatus de Estado, agrega el rotativo.

El plan era que Israel recibiera el dinero y lo transfiriese a la ANP, que se lo iría devolviendo al FMI a través de Israel.

El representante del FMI en Gaza y Cisjordania, Udo Kock, señaló a Efe que Fayad "pidió al personal del FMI que considerase vías para que la Autoridad Palestina obtuviese recursos del Fondo", tras advertir el pasado marzo en Bruselas de la grave necesidad de fondos.

"El personal del FMI sigue explorando vías con las que poder ser de ayuda a la ANP", agregó en un correo electrónico.

Fischer y Fayad concluyeron su paso por el organismo de Breton Woods al mismo tiempo: el primero se fue al sector privado y se convertió en 2005 en gobernador del Banco de Israel, mientras que el segundo recibió la cartera palestina de Finanzas y luego, en 2007, la jefatura de Gobierno.

El año pasado, cuando Fischer, que tiene ciudadanía estadounidense e israelí, se postuló para liderar el FMI a raíz del escándalo Strauss-Kahn, Fayad apoyó públicamente la candidatura, pese a que se sabía que contaba con pocas papeletas porque el puesto siempre se ha concedido a un europeo.

Consultados por Efe, el Gobierno palestino y el Banco de Israel rehusaron comentar la información.

 

últimas noticias