Japón comienza a evacuar población ante llegada de un nuevo tifón

El tifón Francisco es el número 27 de la temporada en el Pacífico.

Las autoridades japonesas comenzarán la evacuación de cerca de 120 residentes de la isla de Izu Oshima, la más devastada por el paso la semana pasada del poderoso tifón Wipha, ante la inminente llegada al archipiélago de un nuevo ciclón.

La llegada del tifón Francisco, el número 27 de la temporada en el Pacífico, ha provocado la evacuación preventiva de parte de la población de la isla, situada a unos 100 kilómetros al sur de Tokio y en la que el anterior tifón ha dejado un balance temporal de 29 muertos y 16 desaparecidos.

Según ha confirmado a la agencia Kyodo el consistorio de Izu Oshima, la evacuación comenzará hoy por la tarde a la espera de que el nuevo tifón Francisco vuelva a azotar a la isla a partir del viernes con fuertes vientos y lluvias torrenciales.

Los evacuados hasta ahora son sobre todo personas mayores acompañadas de sus asistentes, aunque también se procederá a sacar de la isla a discapacitados y mujeres embarazadas, mientras se ha ofrecido asistencia a cerca de 500 residentes.

Según la Agencia Meteorológica Japonesa, el tifón Francisco se encontraba esta madrugada a unos 280 kilómetros al sureste del archipiélago de islas de Okinawa (sur de Japón), y avanza en dirección noreste a una velocidad de 15 kilómetros por hora y con una presión atmosférica en su centro de 950 hectopascales.

La llegada de Francisco se produce mientras continúan las labores de rescate en la isla de Izu Oshima, en la que policías, bomberos y militares aún buscan entre los escombros los cuerpos de los desaparecidos, después de que el poderoso Wipha provocara el deslizamiento de una enorme ladera que arrasó prácticamente con todo a su paso.