La joven que arriesgó su vida para huir de Corea del Norte

Con solo 21 años de edad, Yeonmi Park, ha vivido desgracias y atrocidades inimaginables que ha decidido contar con el fin de crear conciencia y pedir ayuda para los habitantes del país asiático.

One Young World.

Yeonmi Park, una activista, desertora y sobreviviente norcoreana de 21 años de edad, en un discurso para One Young World (una organización sin fines de lucro que ofrece oportunidades para los adultos jóvenes a unirse en una red global de personas con vocación social con potencial de liderazgo), contó su difícil historia acerca de su vida y escape del país asiático.

Entre las atrocidades que vivió la joven activista se encuentra la ejecución pública de la mejor amiga de su madre, lo cual presenció cuando tenía solo 9 años de edad. La mujer habría sido ejecutada por ver películas de Hollywood y prestar los DVDs a sus amigos.

En 2007, cinco años después de que su padre fuese arrestado por traficar alimentos en la frontera con China, Yeonmi Park y su familia deciden escapar de la hambruna y barbarie a la que se enfrentaban con la dictadura de Kim Jong-un.

Dos razones la alentaban a seguir y luchar por su vida: conocer el paradero de su hermana quien había escapado anteriormente y sobrevivir, ya que aunque su padre había salido de su encierro, no quedaba nada del luchador que siempre vio, ya que las torturas y durísimas condiciones del encierro en el que vivió lo desmejoraron considerablemente.

Para Yeonmi Park lo más duro al escapar, fue la deslealtad y oportunismo de los contrabandistas que los ayudaron a huir, quienes violaron a su madre frente a sus ojos luego de que se ofreciera en lugar de ella, y la muerte de su padre, al cual debió enterrar una noche a las tres de la madrugada.

Actualmente es una estudiante universitaria y se ha convertido en habitual de medios nacionales e internacionales en los que cuenta lo que tuvo que pasar y pide ayuda para sus compatriotas.

Temas relacionados