Juicio histórico en el Vaticano

Mañana será un día histórico en el Vaticano.

Jozef Wesolowski, primer obispo juzgado por pederastia. / AFP

Por primera vez en la historia de la Santa Sede, un obispo de alto rango estará sentado en el banquillo de los acusados para responder por cargos de pedofilia y posesión de material pornográfico infantil. Se trata de Jozef Wesolowski, exnuncio apostólico en República Dominicana, en donde habría abusado de muchos niños durante los cinco años que estuvo como representante de la Iglesia católica.

Wesolowski fue arrestado en noviembre del año pasado por la Gendarmería vaticana, luego de que una investigación por parte de la Congregación de la Fe confirmara un secreto a voces en República Dominicana: al enviado del Vaticano le gustaban los niños y abusó de varios muy pequeños. Wesolowski fue condenado a dejar los hábitos y hoy está en arresto domiciliario (por causas de salud), pero además del proceso canónico le esperan juicios en otras instancias. Podría ser condenado a una pena de entre seis y siete años de cárcel, según expertos, e incluso hay altas posibilidades de que sea extraditado a República Dominicana y Polonia, de donde es originario.

Vive en una habitación del Colegio de los Penitencieros, dentro del tribunal, vigilado para evitar que se fugue de los muros vaticanos. Wesolowski era hombre de confianza de Juan Pablo II, pero cuando llegó Francisco al Vaticano su inmunidad fue levantada. “Un caso tan grave debe ser enfrentado sin retrasos, con el justo y necesario rigor”, pidió el actual papa, que atendió las quejas de varias de las víctimas de curas pedófilos y de la Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos de los Niños, que le pidieron que no encubriera el caso.

Un caso que un programa de televisión dominicano evidenció en 2013. Entonces grabaron con cámaras escondidas al entonces nuncio apostólico Jozef Wesolowski, paseándose por el malecón de Santo Domingo vestido de civil a la caza de menores de edad, a los que les ofrecía dinero a cambio de favores sexuales. También fue grabado tomando cerveza en bares.

Wesolowski fue retirado de su cargo y enviado a Roma en 2013. Pero contrario a otros casos, en donde los curas son reubicados sin condena, Francisco ordenó enfrentar el escándalo de pedofilia dentro de la Iglesia católica –desatado tras la revelación de casos en Boston en 2002– sin demora. Justo ahora, otros dos obispos están bajo investigación por pedofilia.