Juzgarán a policías que hayan usado armas contra manifestantes en Perú

Las protestas contra el proyecto minero Tía María derivaron en un enfrentamiento entre manifestantes y Policía Nacional que dejó un muerto y 24 heridos.

Diario La República

El ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, anunció este jueves que si se comprueba que policías usaron armas contra los manifestantes, que acatan un paro en la región Arequipa, serán juzgados por desobediencia y homicidio.

Las protestas contra el proyecto minero Tía María derivaron el miércoles, cuando cumplió 31 días, en un enfrentamiento entre manifestantes y la Policía Nacional, que dejó un muerto y 24 heridos, 11 de ellos policías, en la provincia de Islay.

Pérez Guadalupe declaró a la prensa de Arequipa que, durante un mes, la Policía Nacional sólo hizo uso de armas no letales y mencionó que la necropsia de la víctima señala que murió "por agente causante compatible con proyectil de armas de fuego; (pero) no dice ni calibre ni tipo de armas".

No obstante, el ministro afirmó que "todas las personas que hayan desobedecido las órdenes (sobre la negativa del uso de armas de fuego) tienen que ser juzgadas no solo por el fuero común (juzgado civil), sino también en el fuero privativo (juzgado policial) y no solamente por desobediencia a la autoridad, sino además, de acuerdo a la acusación fiscal, hasta por homicidio".

Pérez Guadalupe anunció además el relevo de los mandos operativos policiales del Valle del Tambo y de la provincia de Islay, tras la muerte de un manifestante.

El ministro del Interior explicó que el relevo es una medida preventiva para que los hechos puedan ser investigados adecuadamente.

La autoridad dijo a la población de Arequipa que ya se había llegado a un extremo, porque "tienen todo el derecho a la protesta, pero creo que también tienen la obligación del diálogo" para evitar más muertes.

Los opositores a Tía María afirman que la futura mina de cobre contaminará con polvo ácido sus campos de cultivo y el agua del río Tambo, a pesar de que la empresa ha aclarado que usará el agua de mar desalinizada en sus operaciones.

Tía María planea producir 120.000 toneladas anuales de cátodos de cobre, con una inversión de 1.400 millones de dólares de Southern Copper Corporation, de capital mexicano, y el inicio de sus operaciones está previsto para 2017.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, pidió este jueves a los pobladores de la región Arequipa que se comprometan a recuperar la paz, tras los enfrentamientos producidos ayer.

"Espero que todos en Arequipa nos comprometamos a recuperar la paz, nada se va a ganar con la violencia, creo que hay que lamentar las pérdidas que no pueden ser recuperadas, y no me refiero a lo material", declaró el mandatario durante la inauguración de una central termoeléctrica en el distrito de Chilca.

Humala confió en que "el pueblo sabrá encontrar el camino a la verdad, más allá de gente que viene de otros lugares del Perú a tratar de sembrar opciones electorales en muchos casos, (además de) la zozobra y la incertidumbre".
?
El mandatario expresó sus condolencias a los familiares del agricultor fallecido, de 61 años, y aseguró que habrá una investigación para que la población conozca la verdad de los hechos.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo recordó que en 2011, las protestas contra el proyecto Tía María dejaron tres muertos y decenas de heridos y que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) inicialmente presentado por la empresa tuvo 138 observaciones.

"Estos antecedentes debieron llevar a las entidades competentes a tomar todas las precauciones y recaudos para evitar que la situación de alta violencia se repitiera", indicó un comunicado de la Defensoría.