Lanzan bomba incendiaria contra sede del Partido Republicano en Carolina del Norte

Los autores del ataque también escribieron con pintura la frase "Republicanos nazis, váyanse de la ciudad o se enterarán" en la pared de un negocio cercano.

La Policía del estado de Carolina del Norte (sur) investigaba este domingo un ataque con una bomba incendiaria contra una oficina del Partido Republicano de Estados Unidos y una pintada en un edificio adyacente en la que se cataloga de "nazis" a los miembros de la formación. (Lea Escándalos sexuales de Trump lo alejan cada vez más de Clinton en las encuestas).

Nadie resultó herido en el incendio provocado, ocurrido durante la madrugada del domingo en la sede del partido en el condado de Orange, en Hillsborough, indicaron las autoridades locales en un comunicado. (Vea acá el especial ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS 2016)

El director ejecutivo del Partido Republicano en Carolina del Norte, Dallas Woodhouse, calificó el ataque de "terrorismo político".

"La propia oficina es una pérdida total", dijo Woodhouse al periódico The Charlotte Observer. "Lo único que nos importa es que nadie murió, y eso podría haber ocurrido fácilmente". (Lea: Sigue aumentando la lista de mujeres que afirman haber sido acosadas por Trump)

En unas fotografías colgadas en la red por la división estatal del partido podían verse las paredes y los muebles de la sede carbonizados, así como los coloridos carteles de los candidatos, entre ellos el de Donald Trump, quemados y arrugados.

Los autores del ataque lanzaron material inflamable en una botella a través de una ventana de la oficina, y escribieron con pintura la frase "Republicanos nazis, váyanse de la ciudad o se enterarán" en la pared de un negocio cercano, indicaron las autoridades locales.

La Policía investigaba el ataque, del que Trump responsabilizó a "los animales que representan a (la candidata demócrata) Hillary Clinton y los demócratas en Carolina del Norte (...) porque vamos ganando", en referencia a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

"Estaremos con ustedes todo el tiempo, nunca nos olvidaremos. Ahora tenemos que ganar. ¡Estoy orgulloso de todos ustedes!", escribió en Twitter el magnate inmobiliario y candidato a la presidencia estadounidense.

Por su parte, Clinton denunció el incidente en la misma red social, calificándolo de "horrible e inaceptable" y mostrándose "muy contenta de que todo el mundo esté a salvo".

Temas relacionados
últimas noticias