''Latinoamérica necesita coraje y voluntad para alcanzar el desarrollo''

La afirmación la hizo el expresidente chileno Sebastián Piñera, quien expresó que para un desarrollo hay que aprovechar la revolución social más impactante en el mundo: la sociedad del conocimiento y la información.

Archivo EFE

América Latina no ha sabido ni ha podido aprovechar sus abundantes recursos y potencialidades, lo que la ha apartado del camino "pedregoso" hacia el desarrollo y le obliga a mostrar "coraje, tenacidad y voluntad" para superarse, dijo hoy el expresidente chileno Sebastián Piñera (2010-2014) en Santo Domingo.

Durante una conferencia que dictó en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santo Domingo, Piñera remarcó sobre los entuertos que, a su juicio, han caracterizado el zigzagueante esfuerzo latinoamericano por superar la pobreza y la desigualdad, entre otros males.

"América Latina invierte y ahorra poco", acotó el exmandatario chileno, al advertir que los países que no reaccionan a los cambios se pierden, muchas veces, en la mediocridad.

"La historia de América Latina es una de subdesarrollo y pobreza, por eso es tiempo de aprender la lección y de añadir a los viejos pilares como democracia, economía de mercado y equilibrios macroeconómicos, otros más actualizados para emprender el camino pedregoso del desarrollo", expuso el economista y empresario.

Entre esos pilares citó en primer término, la libertad y su constante renovación, "porque esta siempre tiene enemigos ocultos y poderosos". También, el déficit en la educación que acusa Latinoamérica y que la ubica en los últimos lugares en los ránking de medición mundiales. (Lea: Educación de calidad es clave contra pobreza y desigualdad: Secretaría General Iberoamericana)

"Debemos, además, ser capaces de derrotar la pobreza y la desigualdad, de abrirnos a la globalización, a la integración, y fortalecer la calidad de la democracia en nuestra región", continuó el exgobernante chileno.

En su exposición, Piñera afirmó que en todas las mediciones actualizadas sobre los mayores índices de desarrollo en América Latina, figuran los mismos países que exhiben una democracia estable, con mejor distribución de la riqueza y con un estado de derecho sólido.

"Es por esto que nos hace falta coraje, tenacidad y voluntad para ganar la carrera hacia el desarrollo, y evitar caer en la 'trampa de los países con ingresos medios', que han estado cerca de alcanzarlo y no han podido lograrlo", agregó Piñera.

En ese punto, recordó los casos de Argentina y Venezuela que, a su entender, han sido los países latinoamericanos que más cerca han estado de alcanzar un desarrollo pleno y sin embargo han resbalado hacia un lugar mucho más bajo que el que tenían cuando empezaron su ascenso.

"Vemos cómo el mundo crece y América Latina se queda rezagada; nuestro crecimiento de épocas recientes se ha detenido y desperdiciamos tantas oportunidades de crecimiento porque aún no nos abrimos a los mercados internacionales como otras regiones y esto no es bueno", dijo Piñera.

El exmandatario chileno recordó que su país ha hecho alianzas comerciales con "medio mundo" y aún no termina.

Ante un público entre quien estaba el expresidente dominicano Hipólito Mejía (2000-2004), Piñera favoreció la explotación "responsable e inteligente" de los recursos naturales de América Latina "para no caer en los extremos del que quiere ganarse un peso a como dé lugar y el que se opone a que maten una mosca".

En el caso particular de República Dominicana, con un crecimiento sostenido en su economía en los últimos años, Piñera estimó que aún con ese empuje el país caribeño estaría alcanzando su desarrollo solo hacia 2075.

Pronosticó, que para mucho antes de esa fecha, la economía mundial estará liderada por China e India.

"Debemos aprovechar la revolución social más impactante en el mundo: la sociedad del conocimiento y la información", dijo el político suramericano, para quien el desarrollo es una combinación de "una carrera de relevos y un salto con garrocha".