Leopoldo López: "Chávez acata el fallo o delinque"

Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al gobierno de Venezuela habilitar políticamente al líder opositor.

A Leopoldo López no le preocupa que el presidente Hugo Chávez tenga el 59% de popularidad. Tampoco que no haya perdido ninguna elección a la que se haya presentado. Y menos, que no reconozca el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que le ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE) que lo habilite a participar en comicios presidenciales del 7 de octubre de 2012.

La Contraloría venezolana inhabilitó a Leopoldo López en agosto de 2008 para el ejercicio de cargos públicos por dos casos de presunto mal uso de recursos: uno en 1996 en la petrolera estatal Pdvsa y otro en la Alcaldía de Chacao en 2004. “Nunca un tribunal penal me condenó, no fui llevado jamás a una corte de justicia, que es un requisito en la Constitución para las inhabilitaciones políticas”, explicó López en entrevista con El Espectador desde Caracas.

El exalcalde confirmó que ya comenzó campaña para las primarias de la Mesa de Unidad Democrática, que elegirá, el próximo 12 de febrero, al candidato que se enfrente con Hugo Chávez en las presidenciales del 7 de octubre de 2012. Dice que hay que acabar con los mitos porque “Chávez no es invencible, vamos a lograr una victoria electoral, hay muchos liderazgos en el país y eso se verá en el 2012, año del cambio en Venezuela”.

Pero el gobierno venezolano, por lo pronto, no tiene intenciones de reconocer la sentencia de la CIDH. “¿Qué valor puede tener esa corte? Vale más un corte de pelo. El 7 de octubre de 2012 un huracán le va a pasar por encima, el huracán electoral, el huracán del pueblo”, dijo Chávez.

Reacción que no sorprende a López, quien está convencido de que la inhabilitación política es una herramienta de discriminación y eliminación de posible potencial político. Leopoldo López acumuló una amplía popularidad al frente de la Alcaldía de Chacao, a la que llegó en 2002 con apenas 27 años y en la que fue reelecto cuatro años después con un 60% de los votos.

“Más de 500 personas han sido inhabilitadas, con un agravante: es una medida que se aplica fundamentalmente a los que están en la oposición, un 80% de los casos es de opositores, cuando el 95% de los cargos del Estado están en manos del oficialismo. A mí me inhabilitaron cuando tenía el 60% para ganar la Alcaldía de Caracas, ¿coincidencia?”, comenta.

Graduado en economía en la Universidad de Kenyon (EE.UU.) y con maestría en Políticas Públicas de la Escuela Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard, el exalcalde alcanzó durante su gestión el premio de Transparencia Internacional (2007 y 2008) como la municipalidad más transparente y eficiente del país. “Hay un trabajo que me respalda y esta vez la oposición va más unida que nunca. No hay forma de que esto se fracture, somos muchos pujando por que las cosas sean diferentes en el país”.

Por ahora, los números no favorecen a López, pues según la última encuesta de Datanálisis, va en el tercer lugar de preferencia, detrás de Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado de Miranda, y Manuel Rosales, exalcalde de Maracaibo. Pero él sigue convencido de que pronto reducirá la ventaja y será el candidato que se enfrente con el actual presidente. “Hay un trabajo detrás, he recorrido más de 200 municipios del país en los últimos años, mis derechos ya fueron restablecidos y conozco lo que los venezolanos necesitan: un cambio”.

Temas relacionados