Líder de Al Qaeda trata de poner orden en filas yihadistas en Siria

Esto ante el fortalecimiento sobre el terreno del Estado Islámico de Irak.

Salafistas palestinos portan banderas de Al Qaeda en una manifestación contra un video en el que se ridiculiza a Mahoma. / AFP

 El líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, se ha visto obligado a poner orden entre los yihadistas sirios, ante el fortalecimiento sobre el terreno del Estado Islámico de Irak y del Levante, al que ha pedido dar un paso atrás en favor del otro gran grupo armado islamista, el Frente al Nusra.

"Al Zawahiri sabe que el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, va más por libre, por lo que le ha solicitado que adopte una postura secundaria en Siria y apoye al Frente al Nusra", explicó en declaraciones a Efe el analista militar y general jubilado libanés Hisham Yaber.

El viernes pasado, Al Zawahiri irrumpió en la escena siria con una grabación de audio difundida por el canal catarí Al Yazira en la que designaba al Frente al Nusra como la única "filial de Al Qaeda en Siria, dependiente de la comandancia central".

En opinión de Yaber, el problema ha surgido cuando el Estado Islámico comenzó a hacerse "grande e independiente" en territorio sirio y a no seguir todos los dictados del sucesor de Osama bin Laden.

A esto se suma el hecho de que el Estado Islámico no solo recibe financiación por parte de Al Qaeda, sino también de algunos países árabes, destacó Yaber.

En contraposición a este grupo, "el Frente al Nusra es más cercano al trabajo de Al Qaeda, es más pequeño, y Al Zawahiri confía más en él, ya que tiene comunicación a diario con su liderazgo, que le obedece fielmente", según Al Yaber.

En la grabación del viernes, Al Zawahiri insistía en el mensaje que transmitió en junio pasado por escrito en el que disponía el fin del Estado Islámico en Siria y le exigía que se limitara a operar en Irak, algo a lo que Al Bagdadi se negó.

El origen del Estado Islámico de Irak se remonta a octubre de 2006, cuando nació de la unión de varios grupos radicales.

El experto en movimientos yihadistas sirios Aaron Lund recuerda que Al Bagdadi colaboró en la creación del Frente al Nusra, cuyo líder es Abu Mohamed al Yulani, en enero de 2012.

Sin embargo, en abril pasado, "Al Bagdadi dijo que quería el control y Al Yulani no aceptó, por lo que este pasó la pelota a instancias superiores y Al Zawahiri tuvo que decidir" y lo hizo a favor del Frente al Nusra, más vinculado a él, explicó Lund a Efe.

Sin embargo, agregó el analista, "el Estado Islámico no ha hecho mucho caso a Al Zawahiri".

Desde el anuncio de la formación de Estado Islámico de Irak y del Levante (Siria) en abril, el Frente al Nusra ha quedado debilitado porque ha habido un trasvase de combatientes, muchos de ellos extranjeros, al grupo de Al Bagdadi, que aparece como más radical.

Lund no descarta que al final todo no sea más que una cuestión de "egos" entre Al Bagdadi y Al Yulani.

De la misma opinión es el columnista del diario libanés "As Safir", Suhaib Anyairini, que cree que el problema es entre los liderazgos de ambos grupos.

"Al Zawahiri ha tenido que poner orden en ambos, él quiere una solución y que colaboren", consideró Anyairini, que señaló que es posible que, si el problema persiste, el líder de Al Qaeda viaje a Siria para resolverlo.

Para Anyairini, Al Bagdadi quiere que el Frente al Nusra se someta a sus instrucciones, porque esta organización ha decidido obedecer solo a Al Qaeda y no a él.

Aun así, la facción de Al Yulani se encuentra en una situación de inferioridad en el terreno frente a la de Al Bagdadi.

"El Estado Islámico es muy fuerte en las provincias del norte, por lo que el sur quedaría para el Frente al Nusra, que todavía no se ha consolidado allí", consideró.

Pese a esta competencia, ambos grupos cooperan en los combates, como en los últimos contra el ejército leal al régimen de Bachar al Asad en las inmediaciones del aeropuerto de Alepo (norte), pero también se han enfrentado en varias ocasiones, como ocurrió en septiembre en la provincia septentrional de Hasaka.

A juicio de Yaber, a corto y medio plazo la situación no va a cambiar "drásticamente", ya que el Estado Islámico no se va a marchar de Siria y continuará colaborando con el Frente al Nusra, aunque también continuarán enfrentándose.