Con llamado a marchar a Miraflores el 3 de noviembre, termina “Toma de Venezuela”

La oposición hizo una nueva muestra de fuerza en las calles. Convocaron una huelga general para este viernes.

Policías custodiaron la marcha de miles de opositores en Caracas.
Policías custodiaron la marcha de miles de opositores en Caracas.AFP

Venezuela marchó masivamente. Miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades para exigir la realización del revocatorio y pedir soluciones a la crisis económica y social.

“Nos han robado el derecho a votar y yo lo he dicho: si nos roban el derecho a votar pasamos a otra etapa en Venezuela”, aseguró el líder opositor Henrique Capriles durante la marcha.

Vestidos en su mayoría con camisetas blancas y gorras con la bandera de Venezuela, los manifestantes arrancaron de siete puntos de Caracas y convergieron en la autopista Francisco Fajardo (este), copada por la multitud.

"El pueblo salió pacíficamente, estamos en la calle y creo que nos vamos a quedar hasta que haya una respuesta de este gobierno que no respeta la Constitución y le tiene terror al revocatorio", dijo Víctor Jiménez, publicista de 63 años.

Abandono del cargo

Al finalizar las manifestaciones, voces de la Asamblea Nacional (de mayoría opositora) anunció que declarará al presidente Nicolás Maduro en “abandono del cargo”, algo que le notificará tras una marcha al Palacio de Miraflores el próximo 3 de noviembre.

Luego que el parlamento apruebe esa declaración, “el 3 de noviembre (...) le vamos a notificar a Nicolás Maduro que fue declarado por el pueblo venezolano en abandono del cargo”, aseguró el titular de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, Henry Ramos Allup.

“Lo vamos a hacer en manifestación pacífica que va a llegar hasta el palacio de Miraflores”, agregó desde la tribuna en una multitudinaria manifestación.

Huelga general

No fue la única medida que anunció la oposición. Anunció una huelga general de 12 horas el 28 de octubre. Jesús Chúo Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pidió que todos los venezolanos se queden en sus casas como medida de protesta por la suspensión de la recolección del 20% y para exigir la restitución del hilo constitucional.

Consejo de Defensa

La Asamblea Nacional resolvió esta semana iniciar un procedimiento para acusar a Maduro de “abandono del cargo”, una figura contemplada en la Constitución cuando el presidente deja de ejercer sus atribuciones y citó al mandatario a una sesión el próximo martes.

Maduro instaló el Consejo de Defensa de la Nación para evaluar el “golpe parlamentario” en el país.

Luego, se dirigió a miles de sus seguidores que se concentraron a las afueras del presidencial palacio de Miraflores para apoyarlo. “La Asamblea Nacional lamentablemente ha tomado el camino del desacato a la Constitución”, dijo Maduro ante los manifestantes, al criticar la ausencia de Ramos Allup en la reunión del Consejo de Defensa.

Diálogo frustrado

Gobierno y oposición, que se acusan mutuamente de “golpismo”, exploran al mismo tiempo la posibilidad de un diálogo con facilitación del Vaticano, en medio de una aguda crisis económica que se traduce en escasez de alimentos y medicinas y una inflación calculada por el FMI en 475% para este año.

El gobierno culpa de la crisis económica a “empresarios de derecha” que buscan desestabilizarlo, pero la oposición responsabiliza al modelo socialista y sostiene que el revocatorio era la “válvula de escape” de una población hastiada de hacer largas filas para conseguir los pocos productos a precios subsidiados.

Planteado para el domingo en Isla Margarita (norte), el presidente Maduro confirmó que estaría allí.

La oposición, de boca de Capriles, anunció que no asistirán.