Las lluvias dan una tregua en Japón

La ola invernal que afectó al país la semana pasada comienza a cesar después de causar 32 muertes.

Poco a poco el sudoeste de Japón regresa a la normalidad, después de cuatro días de lluvias intensas que hasta ahora dejan 32 muertos y más de 400.000 evacuados. Aunque el agua ha disminuido en intensidad y ya comienza el retorno de los pobladores a la zona despejada, el panorama no es bueno para muchas familias que se encuentran con sus hogares arrasados por el lodo.

Las imágenes que llegaban desde la isla sureña de Kyushu mostraban a cientos de japoneses sacando el barro de sus casas y otro tanto que no podían llegar a sus viviendas porque el paso estaba bloqueado por árboles caídos o grandes acumulaciones de agua. De parte el gobierno fue enviada ayuda humanitaria para las regiones afectadas, al tiempo que seguía cayendo agua pero en menor intensidad.

A pesar de esto, la lluvia suave parece una bendición después de las tormentas que azotaron desde el miércoles hasta el sábado el país, en una de las oleadas invernales más fuertes de los últimos años. Los reportes de la Agencia Meteorológica Japonesa revelaron que llegaron a caer hasta 110 mililitros de agua por hora que hicieron irremediable es desbordamiento de ríos que arrastraban todo a su paso.

Los pronósticos por ahora sugieren que ya pasó la peor parte, pero el retorno de los evacuados hasta ahora comienzan, como las malas noticias para japoneses que esperaban regresar a la tranquilidad de sus casas. El gobierno dispuso de maquinaria pesada para que puedan ser removidos los árboles y los escombros que impiden el avance de los pobladores.