Londres no descarta reclutar a exhackers convictos para defender su Gobierno

El proceso de reclutamiento habría iniciado a comienzos de este mes.

Foto: Archivo Particular

El Gobierno británico podría contratar a ex "hackers" previamente condenados para formar parte de una nueva unidad de ciberdefensa, si éstos superaran un control de seguridad, según informa este martes el canal de televisión BBC.

El pasado septiembre, el Ejecutivo de David Cameron anunció la creación de esa nueva fuerza, llamada Unidad Conjunta de Ciber Reserva, que defenderá la seguridad nacional, salvaguardando las redes de ordenadores y la información importante.

Preguntado por un programa de la BBC si ese cuerpo contemplaría la contratación de personas con las habilidades requeridas pero que tuvieran antecedentes criminales por piratería, Michael White, el responsable de esa unidad, respondió que, "si pudieran superar el proceso de seguridad, si tuvieran esas capacidades, y si la autoridad de seguridad estuviera conforme, ¿por qué no?".

La iniciativa del ministerio británico de Defensa, valorada en 500 millones de libras (589 millones de euros; 805 millones de dólares), tiene previsto reclutar a cientos de reservistas como expertos informáticos para trabajar junto con las fuerzas armadas.

El Gobierno confía en abordar la escasez de personal con las habilidades tecnológicas y el conocimiento necesario para proteger a las corporaciones, al Ejército, y a los sistemas gubernamentales de ciberataques.

Según Defensa, el proceso de reclutamiento comenzó a comienzos de este mes y entre sus objetivos figura el personal que abandona las fuerzas armadas, actuales reservistas y exreservistas del Ejército con las habilidades requeridas, así como civiles con el conocimiento tecnológico apropiado.

El titular británico de Defensa, Philip Hammond, que desveló el pasado mes los planes del Ejecutivo para esta unidad de ciberdefensa, indicó además a la BBC que se podrían contemplar circunstancias en las que "hackers" convictos pudieran ser reclutados.

"Se estudiará cada caso individual en base a los méritos", dijo el ministro, que explicó que la condena del sujeto en cuestión "se examinaría en base a su duración, su gravedad y qué tipo de sentencia le siguió".

 

últimas noticias