Los animales también son víctimas de la violencia en Gaza

Desde hace más de 10 días los animales sobrevivientes no reciben alimento.

AFP

El zoológico de Gaza huele a muerte. Muchos de sus animales se encuentran en condiciones deplorables debido a la cruda realidad del conflicto palestino-israelí. Entre desechos, escombros y cadáveres de sus compañeros de jaula, los animales sobrevivientes pasan sus tristes días esperando alguna ayuda o simplemente desfallecer.

Abu Sameer, jefe de veterinarios del lugar informó a CNN que “de ocho a 10 monos fueron asesinados. También murió un pavo real, una gacela, un león y un zorro”.

Los leones sobrevivientes, se encuentran ubicados en la jaula frente a la del pavo real muerto, sin recibir bocado alguno desde hace 15 días porque el zoológico no tiene fondos para comprarles carne, tampoco ha sido posible asear la jaula donde se encuentran.

“No pudimos atenderlos durante los enfrentamientos. Cuando se puso más tranquilo, al menos pudimos llevarles un poco de agua”, comentó el jefe de veterinarios.
En otra de las jaulas hay un estanque, medio vacío, secándose por el calor de agosto y la falta de mantenimiento, allí aún residen un cocodrilo un pelícano y un pato.

“La situación es muy mala”, afirmó Sameer. “No podemos sacar a los animales para limpiar las jaulas. Muchos están enfermándose porque están débiles y el lugar está sucio. Pero no tenemos ningún lugar alternativo”.

Los animales están desnutridos, parecen traumatizados por los estruendos del conflicto. Los responsables del zoológico afirman que no tienen recursos y no han recibido ningún tipo de ayuda.

CNN informó que el zoológico hace parte del parque recreacional Al-Bisan en Jabalya, al norte de Gaza, el cual fue atacado en múltiples ocasiones durante el reciente conflicto entre Israel y militantes de Hamas.

El parque está bajo el poder de Hamas, el movimiento islamista radical que gobierna Gaza y es considerada una organización terrorista por Estados Unidos, la Unión Europea e Israel.

El Al-Bisan fue construido en 2008, e incluye un campo de fútbol, un parque de diversiones con carruseles y varios edificios que han sido derribados durante los enfrentamientos.

Hamas aseguró que el parque es un área civil, pero el equipo de CNN observó varios objetos de metal que se asemejaban a baterías de cohetes destruidos. El lugar sufrió las consecuencias colaterales de la ofensiva israelí.

Por su parte, los trabajadores del zoológico aseguran que su principal tarea ahora es salvar la vida de los animales.

“La primera medida es darles comida”, dijo el veterinario Abu Sameer. "Luego debemos de reconstruir el lugar”.

Pero con la muerte de 1.900 gazatíes, entre los cuales el 72% son civiles, según la ONU, la comunidad internacional deja a un lado el panorama del zoológico de Gaza, para ocuparse en soluciones que le pongan fin al conflicto palestino-israelí.