Los caminos que le quedan a Leopoldo López tras ser condenado

Tras ser notificado del fallo de la Corte de Apelaciones, el dirigente opositor venezolano tiene 15 días hábiles para presentar un recurso de casación para que su caso pase a manos del Tribunal Supremo.

Manifestaciones a favor de Leopoldo López, hoy 18 de agosto. EFE

Este 18 de agosto, el dirigente opositor venezolano Leopoldo López fue trasladado de la cárcel de Ramo Verde, donde se encuentra recluido, al Palacio de Justicia, para escuchar el fallo en el que la Corte de Apelaciones confirmó la condena a 13 años, nueve meses y siete días de prisión en su contra, por los delitos de instigación pública y asociación para delinquir. Su familia se encontraba a las afueras de las instalaciones judiciales, mientras López escuchaba la confirmación de la pena por la que se encuentra preso. 

La pregunta ahora es qué caminos le quedan a López. Lo primero: acudir a la Sala de Casación del Tribunal Supremo. "A partir de este momento, (...) cuando Leopoldo es notificado, comienzan a correr 15 días hábiles para que el equipo de abogados de Leopoldo (...) introduzca el recurso (de casación)", sostuvo Antonieta Mendoza, madre de Leopoldo, a los periodistas, en referencia al recurso con el que el dirigente cuenta para que esta Sala revise el fallo de la Corte de Apelaciones; aunque esta posibilidad tiene sus bemoles: algunos dirigentes opositores han señalado al Tribunal Supremo como un tribunal de bolsillo.

Esto debido a que en diciembre del año pasado, el chavismo eligió a las patadas a los 13 miembros de este Tribunal, antes de que la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, se posesionara. Por ello, los abogados del exalcalde de El Chacao han mencionado la posibilidad de acudir a las Naciones Unidas a denunciar supuestos vicios alrededor de este proceso. En 2014, a los pocos meses de haber sido recluido, la ONU le pidió a Venezuela dejar en libertad a López, a lo que el gobierno de Nicolás Maduro respondió pidiéndole al organismo multilateral que no se metiera en sus asuntos. 

Los abogados del detenido dirigente han acusado a la justicia venezolana de estar al servicio del gobierno chavista, que ha habido "alteración maliciosa" del material probatorio y "errores graves de procedimiento" en el juicio condenatorio y que, por ello, el fallo en su contra debería ser anulado. Este proceso se desarrolla mientras Venezuela pasa por un momento de profunda polarización ante la posibilidad de que se realice un referendo revocatorio, promovido por la oposición, que saque a Maduro del poder. La Mesa de Unidad Democrática, que aglutina a los partidos de oposición y es mayoría en la Asamblea, ha puesto como una de sus prioridades la libertad de todos los que considera presos políticos, entre ellos López. 

Temas relacionados