Los colombianos salpicados por el escándalo de "Panama Papers"

El exviceministro de Justicia Roberto Hinestrosa Rey, el senador Alfredo Ramos Maya, y el empresario Luis Ríos Velilla, tres de los cinco primeros nombres implicados en inversiones en paraísos fiscales.

Roberto Hinestrosa, Alfredo Ramos Maya y Alberto Ríos son algunos de los relacionados con la firma Mossack Fonseca.

Más allá de los sospechosos de siempre, a los que habitualmente se les endilga el dinero en destinos de reputación incierta y secretos de acero, en el caso de colombianos en Panama Papers figuran mayoritariamente personas con importante notoriedad en la vida empresarial, social y pública del país. Estos documentos obtenidos por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung, compartidos por el International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ) e investigados por CONNECTAS revelan empresas o transacciones Off-Shore que en Colombia no son un delito en sí mismo. El problema es que el dinero tenga un origen ilícito, o que no se declare ante la DIAN. Por la reserva tributaria, no hay forma de acceder al registro de contribuyentes de Colombia para contrastar esta información. Esta investigación periodística no señala ilegalidad alguna en ningún caso. (Lea: ¿Qué son los papeles de Panamá?)

La mayor parte de los documentos de Panama Papers son el reporte habitual de operaciones comerciales y en una parte de ellos no se detalla con claridad quienes intervienen. Para esta selección, se identificó personas que han tenido responsabilidades públicas o que desde sus actividades privadas tienen alta cercanía con líderes públicos. Las entregas de los nombres se irán actualizando en el sitio de CONNECTAS.

EMPRESARIOS

Carlos Gutiérrez Robayo

Es hijo de Luis Eduardo Gutiérrez Méndez, un empresario que llegó a acumular más de 5.000 hectáreas cultivadas con papa. Carlos Alberto Gutiérrez Robayo es médico veterinario de la Universidad de La Salle, con especializaciones en Estados Unidos y Argentina. Apasionado por la ganadería, es fundador y presidente de CGR Biotecnología Reproductiva, una de las empresas líderes del sector agropecuario. Gutiérrez Robayo tiene además empresas en sectores tan diversos como el inmobiliario, la construcción, el carbón, el petróleo, las tierras y las líneas férreas. A finales de la década de los años 80 se casó con María Teresa Alcocer, cuya hermana Verónica es esposa del ex alcalde de Bogotá (2011-2015), Gustavo Petro. Sin embargo, Petro conocía la familia Gutiérrez desde la época que hacía política a principios de la década del 80 en Zipaquirá, un municipio cercano a Bogotá. Esa cercanía con Petro puso a esta familia en el foco de la opinión pública.

En mayo de 2013 el Distrito de Bogotá prorrogó por tres años contratos a cinco empresas operadoras de TransMilenio con utilidades por cerca de 30.000 millones de pesos. Un año después el periódico El Tiempo reveló que varias de las negociaciones se realizaron en el apartamento y la finca de Carlos Alberto Gutiérrez Robayo, quien según la publicación capitalina, habría incidido en el proceso. Gutiérrez era además cercano a varios altos funcionarios de la administración de Petro y tenía intereses empresariales en los proyectos para construir el tranvía y el tren de cercanías de la Alcaldía.

Gutiérrez también tuvo lazos con los hermanos Nule, quiénes estuvieron detrás de un uno de los más sonados escándalos de corrupción en Colombia y que le costó la cabeza al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno (2008-2011). A estos contratistas Gutiérrez les prestó más de 30.000 millones de pesos. Según el diario El Tiempo, a raíz de esta deuda Gutiérrez hizo un negocio millonario inmobiliario con el contratista del distrito Julio Gómez. En octubre de 2014 otro proyecto de finca raíz estuvo en el centro de la polémica cuando se denunció que estaba ubicado en un humedal en Bogotá. Por este caso, el alcalde de Bogotá se tuvo que declarar impedido para dirimir una denuncia que interpuso un grupo de ambientalistas.

En diversos medios se reseñó que la Fiscalía abrió investigación contra Gutierrez, en este organismo no se registra que haya habído alguna acción oficial.

Sus empresas con MF

Gutiérrez creó 15 compañías en las Islas Vírgenes Británicas. La empresa Trenaco Colombia, relacionada con Gutiérrez y de la cual usaba el dominio para comunicarse a través del correo electrónico, fue el principal vehículo para abrir estas compañías en paraísos fiscales. Estas firmas también están asociadas a varios familiares de Carlos Gutiérrez Robayo, entre ellos María Teresa Alcocer García, su esposa.

Parte de las empresas fueron abiertas el 30 de enero de 2012, cuando su concuñado Gustavo Petro llevaba un mes como alcalde de Bogotá. Las alarmas se prendieron en julio de 2014, cuando uno de los representantes de MF en Colombia le indicó al Departamento de Cumplimiento, que “Juan Esteban nos ha contactado para informarnos que en las últimas semanas han salido artículos de prensa que vinculan con actos de corrupción al contacto de nuestro cliente, Trenaco Colombia, Sr. Carlos Gutierrez”. La firma panameña decidió hacer un reporte de actividades sospechososas (Suspicious Activity Report en inglés y SAR en la jerga de MF). En ese momento, indica el correo, Gutiérrez tenía 15 estructuras activas con MF.

MF se habría reunido con Gutiérrez y sus abogados, quienes dijeron que “es un momento difícil por la presión política que esto está causando, pero que ellos no han cometido ninguna ilegalidad, ni han realizado ninguna actividad ilícita, por lo cual están tranquilos y saben que esto no pasará más de ser un tema político del momento”.

Sin embargo, los empleados de MF precisaron que “es un momento oportuno para renuncia ya que no conocíamos los negocios del cliente” y que lo mejor era “revocar los poderes emitidos, renunciar como directores y agentes registrados de todas la sociedades y fundaciones que están bajo la administración de este cliente”

En septiembre de 2014, después de que la prensa denunciara los negocios de Gutiérrez, MF decidió cerrar todas sus cuentas. Al final, los abogados de Gutiérrez pidieron acelerar el procedimiento, pues querían mantener sus empresas en las Islas Vírgenes Británicas, a través de la firma GEM, Torres y Asociados, con sede en Panamá.

Gutiérrez dijo a investigadores de ICIJ que no ha cometido ningún delito y que no ha sido investigado ni en Colombia ni en ningún otro lugar. Ha asegurado que nunca ha tenido ningún negocio relacionado con su cuñado y ha recalcado también que tener sociedades en otra jurisdicción no es ilegal.

****

Luis Alberto Ríos Velilla

Alberto Ríos es un poderoso empresario del sector de los servicios públicos. Es dueño de las empresas de aseo Servigenerales y Aseo Capital y tiene acciones en las generadoras de energía Enerpereira y Enertolima. También tiene es prestador del servicio úblico de aseo en Panamá.

Los negocios de Alberto Ríos han sido noticia en varias oportunidades. Al ser el cerebro de la negociación cuando Enertolima quedó en manos de un privado, se asoció con Kapital Energy de la que hacían parte los primos Nule. Esta relación hizo que la Supersociedades en algún momento dijera que todo Enertolima era del cuestionado grupo. Ríos demostró que ni su empresa, ni Enertolima eran del llamado Grupo Nule.

Alberto Ríos es muy cercano al vicepresidente Germán Vargas Lleras. Se identifica con los ideales que el líder político defiende y tiene una amistad con él desde hace 25 años. Ríos y Vargas Lleras han sido socios con propiedades en común. Su hijo Felipe Ríos fue concejal de Bogotá por Cambio Radical, el partido de Vargas.

Su empresa con MF

Luis Alberto Ríos tiene la sociedad Canopy Consulting Limited, que fue fundada en enero de 1998 en las Islas Vírgenes Británicas. Hasta noviembre de 2006 compartió la compañía con quien era su esposa María Luisa Londoño. En julio del 2014, mediante una reunión de la junta directiva de Canopy Consulting Limited, se decide que la sociedad se cambiará de jurisdicción de las Islas Vírgenes Británicas a Bélice. En la reunión participan Ríos y María Luisa Londoño.

Rios dice que Canopy es una empresa dedicada a los bienes raices en Miami, ciudad donde vivió y desde la que abrió esta compañía. Confirma que en efecto la sociedad estuvo registrada en Islas Vírgenes Británicas y luego se trasladó a Belice. Asegura que se encuentra incluida dentro de la declaración de renta y cumplen con la totalidad de las exigencias de las normas tributarias colombianas e internacionales. Enfatiza que “no es la única sociedad extranjera sobre la cual tengo interés, pues en alguna zona de la República de Panamá hace apróximadamente 10 años estoy encargado de la prestación del servicio público de aseo, la cual hasta la fecha cuenta con cerca de 200 empleados; y la cual, como es habitual en mi proceder, está debidamente declarada ante las autoridades competentes y tributa en los términos que le ordena la Ley aplicable”.

****

Miguel Silva Pinzón

Abogado y filósofo de la Universidad de los Andes, Miguel Silva especializado en comunicaciones estratégicas. Su última empresa Galileo6 es especializada en manejo de crisis y comunicación política. Fue editor político del periódico La Prensa de la familia Pastrana, editor político de El Tiempo y después asesor del presidente César Gaviria (1990-1994). En 1993 llegó a la Secretaría General de la Presidencia y después acompañó a Gaviria cuando este fue secretario general de la OEA. Tras su paso por el sector público, fundó la empresa de comunicaciones Gravitas, que en 2007 compró la multinacional FTI. En la actualidad es muy cercano al presidente Juan Manuel Santos. Según el portal La Silla Vacía, “oficialmente no es funcionario y ni siquiera tiene un contrato, participa en las discusiones estratégicas más importantes y es la persona con mayor influencia en la nueva estrategia de comunicaciones de Santos”. En 2013 la revista Semana publicó que Silva era “el nuevo gurú de las comunicaciones del gobierno” como “asesor externo”. Según este medio, Silva es ahora “el cerebro detrás de la estrategia a favor del SÍ” en la campaña del posible plebiscito sobre los acuerdos entre el gobierno y las FARC.

Su empresa con MF

Miguel Silva tiene la empresa CEZANNE PROPERTIES S.A. que abrió a través de la Mossfon Fonseca. La transacción se hizo a través de la Escritura Pública No.10.553 del 12 de octubre de 2007, que le confirió un poder general. A pesar de que Silva aparece como único accionista, parte de los trámites pasaron por empleados de la firma de comunicación FD Gravitas y en un momento las facturas de los servicios prestados por MF se hicieron a nombre de Camilo Granada, también de la oficina de Silva. En 2015, su empresa en MF seguía activa.

Silva dice que “Cezanne fue creada como sociedad familiar para hacer unas inversiones en el exterior, lo cual está autorizado por la legislación colombiana. El valor de las acciones está incluido en mi declaración de renta desde hace varios años. Lo de Camilo Granada, quien no es ni ha sido socio de Cezanne, quiza se deba a que en alguna oportunidad MF haya cobrado sus servicios y haya enviado la factura a Gravitas, donde ambos trabajábamos”.

POLÍTICOS

Alfredo Ramos Maya

Senador del Centro Democrático desde el 2014, es hijo del político Luis Alfredo Ramos Botero, exgobernador de Antioquia, investigado por presuntos nexos con paramilitares. Alfredo Ramos Maya es administrador de negocios de la Universidad Eafit y abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Tiene especializaciones en mercado y Derecho Constitucional.

Su empresa con MF

Abrió la sociedad Kirtland Holding SA, una empresa radicada en Panamá que según los registros de MF aparece expedida el 30 de agosto de 2013. Esto sería dos días después del arresto de su padre. Cuando hizo esta inversión, Ramos Maya todavía no estaba ligado al mundo de la política. En septiembre de 2013 empleados de MF pidieron hacerle un “world check” a Ramos Maya, que es verificar en una multitud de bases de datos la situación de sus clientes, sin que se haya tomado alguna decisión posterior con base en esa información.

El senador del Centro Democrático dijo a un periodista de Panama Papers que la sociedad Kirtland Holding fue constituida el 27 de agosto del 2013, pero que las acciones de la misma nunca fueron suscritas o pagadas, por lo que no fue propietario. En esa época, explica, ocurrió el arresto de su padre y posteriormente le ofrecieron lanzarse al Senado, por lo que no continuó con sus negocios en el sector privado.

“En diciembre del 2013 cedí el derecho futuro que tenía sobre las mismas para evitar malos entendidos”, dijo el senador y agregó que ese mes se le notificó que tenía un poder sobre la sociedad, al cual renunció inmediatamente. Aclaró que la sociedad no está activa y que no tuvo ningún tipo de operación comercial o ingreso de recursos. “Incluso, desde 2013 no ha pagado el registro mercantil en Panamá”.

Al indagar sobre la motivación para crear la compañía, el senador Ramos indicó que “la idea era hacer inversiones de distintos startups en América Latina, incluyendo Colombia. La sociedad se constituyó en Panamá para que sirviera como holding”. Esta inversión iba a hacerse con socios por fuera del país, cuyos patrimonios estaban en dólares.

Como según el congresista Kirtkland Holding nunca operó o recibió algún tipo de recursos, no fue declarada ante las autoridades colombianas. “En su momento hice las consultas pertinentes y como a 31 de diciembre no era accionista y no se generaron dividendos ni ingresos por la adquisición y devolución de las acciones, no debía incluir ningún rubro por dicho concepto en mi declaración de renta, la cual está publicada en mis redes sociales”.

Para el congresista, “infortunadamente la normatividad interna hace que Colombia sea un destino de inversión y no una jurisdicción para hacer una holding de inversión. La antigüedad de las normas colombianas, la cantidad de trámites a los que se obliga, las altas tasas de tributación, los altos costos administrativos que representa la etapa previa a la constitución de las compañías, los riesgos asociados a los fenómenos cambiarios, los pagos anticipados de ICA y liquidación de renta presuntiva, son sobradas razones objetivas por las cuales los potenciales socios internacionales prefirieron crear este vehículo de inversión a través de Panamá y no en Colombia”.

****

Roberto Hinestrosa Rey

Hijo de Fernando Hinestrosa, uno de los fundadores de la Universidad Externado de Colombia, Roberto Hinestrosa Rey es abogado con postgrados en Francia. Fue Viceministro de Justicia entre 1992 y 1994, Procurador Delegado para la Economía y la Hacienda Pública en 2001 y luego fue Procurador Delegado para la Descentralización y Entidades Territoriales entre 2005 y 2008. Es miembro del Consejo Directivo de la Universidad Externado, donde es además decano y fundador de la Facultad de Gobierno y Relaciones Internacionales.

Cercano al político Andrés González, fue su secretario de despacho entre 1999 y 2000 en su primer periodo como gobernador de Cundinamarca y jefe de gabinete entre 2008 y 2010 cuando González repitió en la gobernación. En 2012 llegó al Concejo de Bogotá con el partido Cambio Radical y fue reelegido en las elecciones de 2015. Actualmente es presidente del Concejo.

Su empresa con MF

Hinestrosa, figura en Crownpeak Enterprises desde el 6 de enero de 2011 una sociedad registrada en las Bahamas tan solo unos meses después de dejar su cargo en la Gobernación y poco antes de lanzar su campaña al Concejo de Bogotá. La dirección de la empresa (Calle 12 No 1 17 este) es la misma de la Universidad Externado de Colombia.

Al ser consultado sobre el tema, Hinestrosa explicó a un periodista de Panama Papers que en 2011 contactó a una firma de abogados para iniciar unos negocios relacionados con plantas de generación eléctrica en Panamá, a través de la exportación de carbón colombiano. Por esta razón se constituyó en Panamá la sociedad Crownpeak Enterprises INC., aunque según el político la misma nunca llegó a funcionar, por lo que no tuvo ingresos o capital inicial.

“En esa época me ofrecieron desde Cambio Radical ingresar al Concejo, por lo que dejé a un lado los proyectos personales que tenía”, dijo. Crownpeak Enterprises INC. no fue declarada ante las autoridades fiscales colombianas, según el concejal, porque nunca entró en funcionamiento.

 

CONNECTAS

 

últimas noticias

La historia que no se pudo contar