Los detalles que llevaron a concluir que copiloto de Germanwings sí buscaba suicidarse

El hallazgo de la segunda caja negra de la aeronave que chocó contra los Alpes Francesesfue determinante para la investigación..

AFPAndreas Lubitz

Los análisis de las cajas negras del avión de Germanwings que se estrelló el 24 de marzo de 2015 contra los Alpes franceses parecen confirmar los peores temores de los investigadores: no fue un accidente sino una acción premeditada del copiloto, Andreas Lubitz. Los primeros análisis de la segunda caja negra, que registra datos técnicos como velocidad y altura, entre otros, señala que Lubitz recurrió al piloto automático para iniciar el descenso del aparato y que lo modificó en varias ocasiones para modificar la velocidad del aparato. 

Fue el análisis de la primera caja negra, la que graba la conversación en cabina, la que dio las primeras pistas del siniestro. Entonces, se descubrió que el copiloto había dejado por fuera de la cabina al piloto y que había mantenido tranquila la respiración hasta estrellar el aparato. 

“Una primera lectura revela que el copiloto hizo que el avión descendiera hacia una altitud de 100 pies y que varias veces a lo largo del descenso aumentó la velocidad del avión”, dice un comunicado de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA) de Francia. 

En Alemania, la justicia indicó que Lubitz, de 27 años y depresivo, se había informado sobre las puertas blindadas de los aviones en los días previos al vuelo mortal. Se "informó sobre las maneras de suicidarse" y sobre "las puertas de cabina de pilotos y sus medidas de seguridad", indicó la fiscalía de Düsseldorf, que está a cargo de la parte alemana de la investigación. La gendarmería francesa indicó que no hay más cuerpos en la zona del drama y que la evacuación de los restos humanos había terminado. 

El trabajo de los equipos consistirá ahora en "recuperar los efectos personales" de los pasajeros, precisó.Las autoridades francesas prometieron una rápida identificación de las restos de las víctimas en base a los análisis de ADN. No obstante, serán necesarias entre "tres y cinco" semanas para terminar las identificaciones, según el fiscal francés, que precisó que "fueron aislados 150 perfiles. La Fiscalía de Düsseldorf, que investiga en Alemania los posibles motivos del copiloto Andreas Lubitz para estrellar el avión de Germanwings en los Alpes franceses, ha registrado al menos cinco consultas de médicos a las que acudió el joven, según informaciones de la revista Der Spiegel.

El semanario, citando fuentes de la investigación, explica que se han registrado las cinco consultas y se han confiscado los historiales médicos del copiloto, quien, según la Fiscalía, hasta la víspera de la tragedia aérea buscó en internet información sobre modo y métodos para suicidarse.

Varios de los médicos a los que acudió el copiloto, de 27 años, se pusieron en contacto con la policía para informar de que el joven había sido paciente suyo al aparecer su nombre en los medios de comunicación. Entre los especialistas, según Der Spiegel, hay neurólogos y psicólogos.

La Fiscalía de Düsseldorf había revelado que Lubitz había recibido hace años, antes de conseguir su licencia como piloto, tratamiento psicoterapéutico por "tendencias suicidas". 

Al registrar sus viviendas descubrió que estaba en tratamiento y que además tenía una baja médica para el día de la catástrofe, que no había comunicado a Germanwings, la filial de bajo coste de Lufthansa.