Los indígenas brasileños denunciarán ante la ONU que sufren un "genocidio"

Lo harán ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas la próxima semana en Ginebra.

Apenas el año pasado, 137 indígenas brasileños fueron asesinados. EFE

Los indígenas de seis etnias de Brasil denunciarán que sufren un "genocidio" ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas la próxima semana en Ginebra, informaron hoy fuentes indigenistas.

Los pueblos nativos también denunciarán el "retroceso político" que supone para ellos el Gobierno del presidente Michel Temer con respecto al de Dilma Rousseff, una mandataria a la que los indígenas acusaban de haber desarrollado una "política antindígena".

El lunes los representantes de los indígenas se reunirán con autoridades brasileñas en la misión permanente de ese país ante la ONU, según informó el Consejo Indigenista Misionario (CIMI), organización vinculada al Episcopado brasileño, en un comunicado.

Un día después, la relatora especial sobre asuntos indígenas de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz, presentará durante la sesión del Consejo de Derechos Humanos su informe sobre la visita que realizó a Brasil el pasado marzo.

En esa sesión, también hará un pronunciamiento Elizeu Lopes, un líder de la etnia Guaraní Kaiowá, la que sufre un mayor número de ataques por parte de pistoleros en el marco de conflictos por el control de la tierra con agricultores, en la zona de frontera con Paraguay.

"Esta es mi tercera venida a la ONU trayendo nuestra realidad, para contar la masacre inhumana que los indígenas están sufriendo y lo que Brasil está haciendo con los pueblos indígenas", dijo Lopes, citado en el comunicado.

El miércoles, los indígenas brasileños realizarán un debate paralelo a la reunión del Consejo de Derechos Humanos titulado "Derechos indígenas: perspectivas en tiempos de retroceso y violencia en Brasil".

En el debate participarán indígenas de las etnias Guaraní Kaiowá, Guajajara, Xavante, Yanomami, Pankararu y Teurepang, además de la relatora de la ONU y otras personalidades.

En ese evento, se presentará el informe anual del CIMI, que fue lanzado este jueves en Brasilia y que denunció el agravamiento de la violencia contra los pueblos indígenas por la acción de pistoleros a sueldo de agricultores y de madereros.

Según el estudio, el año pasado se registraron 137 asesinatos de indios en todo el país, de los cuales 36 ocurrieron en el estado de Mato Grosso do Sul, cerca de la frontera con Paraguay y donde viven los guaraníes kaiowás.

El informe también responsabiliza a la omisión del poder público por no brindar asistencia médica o condiciones de saneamiento básico a muchas aldeas indígenas de la Amazonía, lo que ha derivado en la muerte de 599 niños menores de cinco años el año pasado.

 

últimas noticias