En los próximos días, España adoptará nuevas medidas para reducir el déficit

"Europa debe cumplir y hacerlo a la mayor celeridad", dijo el presidente Mariano Rajoy con el objetivo de calmar a los mercados financieros.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que en "próximas fechas" el Ejecutivo adoptará nuevas medidas para reducir el déficit público.

"Hay que tomar decisiones. Anuncio que las vamos a tomar, porque sería una irresponsabilidad descomunal no adoptarlas en la situación que estamos viviendo en estos momentos", señaló Rajoy.

El jefe del Ejecutivo defendía el programa que está marcando su Gobierno para hacer frente a la crisis al clausurar hoy el campus de verano de FAES junto al presidente de esta fundación, el expresidente del Gobierno José María Aznar, en la localidad de Navacerrada, cerca de Madrid.

Rajoy subrayó que durante todo el año se van a seguir adoptando medidas "porque hay que tomarlas", y precisó que será en próximas fechas cuando habrá nuevas decisiones para afrontar el déficit público, que el Gobierno situó para 2012 en el 5,3.

Fuentes del Ejecutivo apuntaron la posibilidad de que Rajoy apunte algunos detalles de esas medidas cuando comparezca ante el pleno del Congreso el próximo miércoles para informar de las conclusiones del último Consejo Europeo.

Aunque explicó que algunas de las reformas importantes que aún tiene en cartera se aprobarán en julio y señaló que otras irán más adelante, entre ellas una reforma educativa.

Con los mercados de nuevo acosando a España esta semana -la prima de riesgo cerró el viernes en 563 puntos básicos, ya que la deuda a diez años ofrecía una rentabilidad del 6,95 %- Rajoy emplazó hoy a la UE a poner en marcha "sin vacilar" las decisiones adoptadas en la cumbre de finales de junio.

"Europa debe cumplir y hacerlo a la mayor celeridad", dijo el presidente del Gobierno con el objetivo de calmar a los mercados financieros.

Según Rajoy, es preciso que los compromisos adoptados por los líderes europeos de profundizar en una política económica común para hacer del euro un proyecto irreversible se lleven a la práctica de forma "ágil, rápida y efectiva" para que cuajen en "realidades concretas y palpables" en beneficio de los ciudadanos.