Lula: sólo el pueblo brasileño puede sacar a Rousseff del poder

El exmandatario calificó de 'desfachatez' el proceso contra "una presidenta que no cometió ningún crimen" y advirtió "cuanto más me provoquen, más corro el riesgo de ser candidato".

Archivo AFP

El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva dijo este viernes que sólo quien votó por la mandataria suspendida Dilma Rousseff puede sacarla del poder y reiteró que él tiene vitalidad para ser de nuevo candidato.

Lula pronunció un discurso desde lo alto de un camión en la neurálgica avenida Paulista de Sao Paulo, donde se congregaron unas 100.000 personas, según los organizadores (la policía aún no dio cifras).

Lula fue recibido bajo la consigna "¡guerrero del pueblo brasileño!" y repetidos "¡Fuera Temer" contra el presidente interino Michel Temer, que gobierna mientras Rousseff es juzgada en el Senado por manipulación de las cuentas públicas.

"Dieron un golpe a Dilma, quien tiene derecho a sacarla es quien votó por ella", lanzó el expresidente, con su voz especialmente rasgada por el frío.

La mandataria propuso en la víspera una "consulta popular" sobre el futuro político de Brasil.

"Es el único medio de lavar y enjuagar ese disparate que está haciendo el gobierno Temer", indicó Rousseff en una entrevista televisiva.

Lula, que dejó el poder en 2010 con 80% de popularidad, calificó de "desfachatez" el proceso contra "una presidenta que no cometió ningún crimen".

"Temer eres un abogado constitucionalista, sabes que no actuaste correctamente asumiendo la presidencia interinamente. Por favor, permite que el pueblo retome al poder de Dilma y participa de las elecciones en 2018", zanjó.

Y asomó una vez más la posibilidad de ser candidato: "Hay gente que escribe que estoy enfermo. Estoy mejor hoy que cuando tenía 50 años", garantizó.

"Cuanto más me provoquen, más corro el riesgo de ser candidato a presidente de nuevo", dijo el exsindicalista de 70 años ante una multitud emocionada.

Lula dijo el lunes en Rio de Janeiro que no había decidido sobre una eventual candidatura en 2018 a pesar de que estaba en edad de jubilarse.

"No hay duda de que será candidato. Él es muy fuerte, es el presidente más popular que tuvimos, sacó a mucha gente de la pobreza", dijo a la AFP Fabio Rodrigues, un administrador de 35 años, que acudió a la manifestación.

Otros actos de protesta se hicieron en otras 30 ciudades del país.