Madre de fiscal argentino Nisman duda suicidio de su hijo

Sara Garfunkel, de 73 años, fue la primera en entrar a la vivienda del fiscal luego de que supuestamente, se suicidara.

AFP

La madre del fiscal argentino Alberto Nisman, que fue hallado muerto en su vivienda la noche del domingo al lunes, puso en duda que su hijo se suicidara y no descartó presentarse como querellante en la causa que investiga su fallecimiento, en declaraciones que publican este jueves medios locales.

Ante la pregunta de si cree que su hijo se mató, Sara Garfunkel, de 73 años, contestó al diario Clarín: "No. No sé nada todavía, estoy en el aire por ahora".

La madre del fiscal criticó que "se ha dicho de todo", "cualquier cosa" sobre su hijo.

Garfunkel fue la primera en entrar a la vivienda de su hijo la noche del domingo, tras recibir la llamada de la secretaria de Nisman, quien había sido alertada por los guardaespaldas porque no respondía al timbre ni al teléfono.

La propia presidenta argentina, Cristina Fernández, señaló este jueves que está "convencida" de que la muerte del fiscal "no fue un suicidio".

Esta hipótesis la avala también la sociedad argentina, quien, según un estudio de la firma Ipsos difundido ayer, en un 70 % de los casos cree que fue asesinado y, de ellos, más de la mitad considera que está detrás el Gobierno.

Nisman fue hallado muerto en su casa por un disparo en la sien en circunstancias aún por esclarecer. (Lea: Alberto Nisman, el hombre cuya muerte causó terremoto político en Argentina)

Su muerte, que ha conmocionado a la sociedad argentina, ocurrió pocos días después de haber denunciado a la presidenta Fernández y a varios dirigentes oficialistas por supuestamente haber orquestado el encubrimiento de los presuntos terroristas iraníes que atentaron contra la mutual judía AMIA en 1994.