Maduro califica al presidente David Granger como el "Uribe de la derecha guyanesa"

El presidente venezolano acusó a la petrolera Exxon Mobil de financiar el viaje del presidente guyanés a Estados Unidos para tratar el conflicto territorial entre los dos países.

Archivo EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este viernes a la petrolera estadounidense Exxon Mobil de financiar el viaje del presidente guyanés David Granger a Estados Unidos para tratar el conflicto territorial entre los dos países caribeños por la región del Esequibo.

"El día de ayer, el presidente David Granger llegó a Washington. ¿Quién lo llevó a Washington? La Exxon Mobil", aseguró Maduro en un acto castrenese el día que se conmemora el nacimiento del Libertador Simón Bolívar.

Maduro, visiblemente indignado en un acto que llevaba por lema "El sol en Venezuela nace en el Esequibo", acusó a la compañía de financiar el "lobby internacional" contra Venezuela, al tiempo que calificó a Granger como el "Uribe (Álvaro, ex presidente de Colombia) de la derecha guyanesa".

"Este señor David Granger está jugando un papel similar, igual al que jugó Álvaro Uribe Vélez cuando intentó montar las siete bases militares en Colombia apuntando a Venezuela, provocando a Venezuela y después dijo que le faltó tiempo para atacar a nuestra patria", aseguró.

"Su papel es provocar a Venezuela, su papel es desconocer el derecho internacional, es buscar fricciones, intrigas en América Latina, en la CELAC, en la UNASUR, en Petrocaribe, en el Caribe, y va mucho más allá, mal utilizar el diferendo histórico, el reclamo histórico de Venezuela por su Guayana Esequiba para generar un conflicto de alta dimensión", agregó.

Maduro, que pidió colaboración al resto de los países de América Latina para "desmontar por la vía de la palabra la provocación de Granger", anunció que en los próximos días activará "un conjunto de acciones en el campo diplomático internacional" para resolver el conflicto.

En un discurso en Washington, Granger dijo este viernes que el litigio territorial entre Guyana y Venezuela representa un "desafío a la supervivencia" de la excolonia británica y podría amenazar la seguridad en el Caribe.

La disputa bilateral ha escalado desde que la petrolera estadounidense Exxon Mobil reportó hace dos meses un hallazgo significativo de petróleo en una concesión realizada por Georgetown, ubicada a 200 km de sus costas.

Venezuela reclama soberanía sobre las aguas frente a la región del Esequibo donde estaría el hallazgo. El área selvática separa a los dos países, y Caracas cuestiona el acuerdo de delimitación de los 215.000 km2 de la región, que representa dos terceras partes del territorio de Guyana.

Temas relacionados

 

últimas noticias