Maduro dice que profesores en paro solo buscan derrocarlo

"Mientras yo trabajo ustedes sabotean, vamos a ver quién puede más", le dice el presidente venezolano a los profesores en huelga.

AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los docentes y rectores que se unieron al paro de las universidades que se inició este lunes en demanda de mejoras salariales actúan movidos por el "capricho" de tratar de derrocarlo y los hizo responsables de la pérdida de los lapsos académicos.

"Los responsabilizo directamente a ustedes derecha, la derecha lo que hace es quitar derecho, le quita el derecho a estudiar a los muchachos por su capricho de tratar de derrocarme a mí, porque eso es lo que quieren", dijo Maduro durante un acto de Gobierno en el estado de Lara.

"Ojalá que más allá de su odio, de una minoría, reflexionen todos los estudiantes universitarios de las universidades que están siendo objeto de saboteo... y responsabilizo a las rectoras y a los rectores de derecha que le van a hacer perder su año escolar a los muchachos de estas universidades autónomas", agregó.

Indicó que "la derecha universitaria" no se mostrará nunca de acuerdo con las reivindicaciones que le ofrezca el Gobierno porque quiere convertir "un movimiento de reivindicación laboral en un movimiento insurreccional".

Comentó que había escuchado a un profesor pidiendo 180 % de aumento salarial y aseguró que "nadie" le dará ese incremento y pidió un diálogo "sensato" en una "mesa racional".

"Mientras yo trabajo ustedes sabotean, vamos a ver quién puede más, si el saboteo de ustedes o el trabajo nuestro", dijo.

Más temprano, la presidenta de la Federación de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) Lourdes Ramírez dijo en una entrevista con el canal privado Televén que el deterioro del salario de los profesores universitarios supera el 200 %.

Informó que un profesor "a tiempo completo" gana 2.600 bolívares mensuales (412 dólares) y que un docente titular de dedicación exclusiva y doctorado cobra 7.200 bolívares mensuales (1.142 dólares), por debajo del estimado de la cesta básica de alimentación que llega casi a los 10.000 bolívares (1.587 dólares).

La docente indicó que con este paro y con las protestas en la calle lo que se busca es "cubrir las insuficiencias presupuestarias y que se les adjudique a las instituciones un presupuesto suficiente para que la educación sea de calidad".

Los profesores de las universidades autónomas del país iniciaron hace más de un mes una serie de protestas que han ido desde los paros escalonados hasta las marchas y clases en la calle para llamar la atención del Gobierno y lograr mejoras salariales.

El pasado 21 de mayo, el ministro para la Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, dijo que el Gobierno estaba dispuesto a aprobar pronto un aumento salarial "justo" para el sector universitario, aunque aún no se ha producido anuncio alguno.