Maduro fue recibido con cacerolazo al inicio de Cumbre de las Américas

Decenas de personas esperaron al mandatario venezolano a su llegada al Centro de Convenciones Atlapa de Ciudad de Panamá.

 No bastó el respaldo que este mismo viernes manifestó el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, al reclamo de del popular barrio panameño de El Chorrillo para que EE.U.U pida perdón por la invasión de Panamá. Este viernes Maduro fue recibido con un cacerolazo a su ingreso a la Cumbre de las Américas. (Vea el video del recibimiento al mandatario venezolano)

Desde al menos 7 torres de edificios cercanos al evento, que reúne a mandatarios de más de 30 países del continente, decenas de personas se manifestando haciendo ruido con ollas y cacerolas. También prendían y apagaban las luces de sus viviendas en contra de las políticas del presidente venezolano.

El cacerolazo se ha convertido en uno de los actos representativos en contra d las políticas de Gobierno en Venezuela. En el marco de esta cumbre Maduro dijo venir en "son de paz a Panamá", y hasta ilustró su actitud cogiendo la batuta de la banda que interpretaba el himno de su país a su llegada a Panamá, pero su primer acto oficial fue una ofrenda floral en el monumento a los caídos ubicado en el populoso barrio de El Chorrillo, el epicentro de la destrucción provocada por la invasión de EE.UU a Panamá en 1989 para derrocar al dictador ahora encarcelado Manuel Antonio Noriega.

Casi al mismo tiempo que el presidente Obama visitaba las instalaciones del Canal, Maduro aseguró que reclamará al mandatario de EE.UU que pida perdón a las víctimas y las indemnice por la invasión, que, a su juicio, fue "una masacre".

Previamente, la diplomacia venezolana intentó imponer en el preámbulo de la declaración conjunta de los mandatarios reunidos en Panamá una condena a la política estadounidense hacia su país.