Magistrado de Panamá se declara culpable de enriquecimiento ilícito

El magistrado, quien presidió la Corte entre 2012 y 2013, tenía un proceso por enriquecimiento ilícito a raíz de la adquisición de bienes por valores que sobrepasan la capacidad de su salario.

El magistrado separado de la Corte Suprema de Justicia de Panamá, Alejandro Moncada Luna, reconoció este lunes que se enriqueció de forma ilícita, por lo que podría enfrentar cinco años de cárcel, según el acuerdo al que llegó con las autoridades que lo investigan por corrupción.

"Hemos llegado a un acuerdo sobre la responsabilidad penal (de Moncada) en dos delitos de los cuatro que formaron parte de la imputación. Nos referimos al delito de falsedad ideológica y al delito de enriquecimiento injustificado", dijo el fiscal del caso Pedro Miguel González.

El acuerdo alcanzado entre Moncada y la fiscalía establece además una pena de 60 meses (5 años) de cárcel y cinco años de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas para el magistrado.

Moncada Luna, quien llegó a presidir la Corte entre 2012 y 2013, fue separado por el Congreso panameño de su cargo el 20 de octubre y puesto en detención domiciliara, tras ser imputado de los delitos de corrupción, blanqueo de capitales, corrupción de servidores públicos y falsedad de documentos. En Panamá, la ley otorga al Congreso potestades para investigar y juzgar a los miembros de la Corte Suprema de Justicia.

Le corresponderá ahora a las juezas de garantías (3 diputadas) aceptar o no el pacto alcanzado entre Moncada y la fiscalía para emitir una sentencia. "Se ha llegado a este entendimiento en función del respeto de los derechos del imputado que confiere la ley pero también al clamor ciudadano por la institucionalidad", manifestó González, quien también es diputado.

Moncada compareció en octubre ante el Congreso panameño después que las autoridades allanaran su vivienda.

Al magistrado se le sigue un proceso por presunto enriquecimiento ilícito, a raíz de la adquisición de bienes por valores que sobrepasan la capacidad de su salario.

Según las acusaciones, cuando Moncada tomó posesión de su cargo sólo declaró un auto 4x4, un reloj de oro e ingresos anuales por 12.000 dólares. Sin embargo, durante sus años como magistrado habría creado dos sociedades junto a su esposa para comprar sendos apartamentos, por valores de 545.000 y 1.179.000 dólares.

Según el acuerdo hecho público este lunes a Moncada se le decomisarán esos apartamentos.

"En las últimas semanas las condiciones de salud del magistrado separado Moncada Luna se han ido deteriorando más y más y eso ha influido de manera muy ostensible en su decisión", dijo el abogado de Moncada, Ramiro Jarvis.