Maltrado de osezna en México causa indignación

Cinco demandas fueron presentadas por la forma como se trató al animal al momento de su captura.

Las fotos sangrantes de Bella, una pequeña osezna capturada por bomberos y voluntarios en la ciudad mexicana de Zaragoza, generaron una ola de indignación en México, donde activistas por los derechos animales presentaron cinco demandas por maltrato y tortura.

Tras la presentación de las denuncias, la Procuraduría de Protección al Ambiente anunció este viernes en un comunicado que iniciará una investigación sobre lo sucedido, pues se violaron los protocolos establecidos para capturar a animales salvajes, incluso cuando incursionan en áreas pobladas.

La entidad anunció también que el animal fue liberado en la Sierra del Burro del estado de Coahuila.

Varios medios mexicanos publicaron en los últimos días las imágenes de una osezna -bautizada posteriormente como Bella por la prensa- con el hocico sangrando y amarrada, mientras algunos de los voluntarios y bomberos que participaron en su persecución y captura a principios de esta semana la jaloneaban.

Una de las demandas fue presentada por Eglantina Canales, secretaria de Medio Ambiente del estado de Coahuila, fronterizo con Estados Unidos y donde se ubica Zaragoza.

Los habitantes de varias ciudades del norte de México han reportado en las últimas semanas varios casos similares.

El 12 de agosto, la presencia de un oso que recorría una concurrida zona cercana al río Santa Catarina en Monterrey, tercera ciudad de México, dio paso a un operativo para capturarlo antes de que llegara a una transitada autopista.

El jueves otro osezno fue capturado, también en Monterrey, trepado en el techo de una residencia.

Canales explicó que existe un protocolo que obliga a llamar a responsables del Ministerio del Medio Ambiente y de la oficina estatal para la protección de fauna silvestre para que inmovilicen a los animales salvajes, mediante sistemas mecánicos o químicos que no les causen daño.

Las autoridades dijeron que se investigan las razones de esta serie de incursiones de osos en zonas urbanas. La tala de bosques en el norte del país podría ser una explicación.

Tras los hechos, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que se realizarán estudios en los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua y Coahuila sobre el comportamiento del oso negro en la zona norte del país. Este estudio servirá para corroborar si ha aumentado el número de ejemplares de esta especie.

Temas relacionados