Marcha de comunidad LGBTI en Uganda se suspende tras amenazas del Gobierno

Uganda es un país abiertamente homófobo. El ministro de la Ética amenazó con detener e incluso intimidar a los participantes de la marcha en la capital, prevista para este fin de semana.

Archivo AFP.

Los organizadores de la Gay Pride de Kampala anunciaron el viernes el "aplazamiento" del evento y afirmaron que el ministro de la Ética de Uganda, país notoriamente homófobo, había amenazado con detener a todos los participantes y sugirió que podrían ser intimidados.

"En tanto que comité, decidimos postergar los eventos restantes", previstos el sábado y domingo, indicaron los organizadores, que se mostraron optimistas acerca de las actuales negociaciones con "altos responsables del gobierno".

"Comunicaremos las nuevas fechas en cuanto hayan concluido las negociaciones", precisaron.

La decisión fue adoptada después de una reunión del abogado de los organizadores, Nicholas Opiyo, con el ministro de la Ética, Simon Lokodo, y un representante de la policía.

El letrado aseguró a la AFP que el ministro ordenó la anulación de las actividades y les advirtió de que si se celebraban la policía detendría a todos los participantes y serían movilizados ciudadanos para "defender los valores morales de Uganda".

El ministro, que no reaccionó por el momento a estas afirmaciones, habría declarado que "si los participantes fueran golpeados, ellos tendrían toda la culpa", según Opiyo.

Un desfile estaba previsto el fin de semana, indicaron los organizadores.

La embajadora de Estados Unidos en Uganda, Deborah Malac, subrayó que "la embajada está al lado de la comunidad LGBT y de los ugandeses, vengan de donde vengan y sean cuales sena sus creencias, para defender la dignidad de todos los ciudadanos".

La homofobia está muy extendida en Uganda. Acosos e intimidaciones a los homosexuales son corrientes en este país donde se desarrolla un cristianismo evangelista muy beligerante con el movimiento LGBT.

Uganda -donde las relaciones llamadas "contra natura" son castigadas con cadena perpetua por una ley de la época de la colonización británica- adoptó en diciembre de 2013 una nueva legislación que reprime sobre todo la "promoción de la homosexualidad" y vuelve obligatoria la denuncia de homosexuales.

Esta ley, que provocó la indignación internacional, fue anulada por vicio de forma por el Tribunal Constitucional en agosto de 2014 pero siguió una nueva proposición de ley que contempla un delito de "promoción" de la homosexualidad.

Temas relacionados