Marchas indígenas aumentan caos en Chile

Al menos 10.000 personas salieron a las calles a protestar por el "colonialismo" español, situación que se suma a la crisis entre gobierno y estudiantes.

Unas 10.000 personas, según las autoridades, y 12.000, según los organizadores, participaron este lunes en Santiago en una marcha en defensa de los pueblos indígenas que terminó con disturbios en los que fueron detenidas siete personas.

La protesta coincide con el Día de la Hispanidad o Día de la Raza, festividad que se conmemora a poco del 12 de octubre, fecha de la llegada a América de Cristóbal Colón, que este año fue trasladada al lunes en Chile. Los disturbios se produjeron al final de la manifestación, que transcurrió de manera pacífica por el centro de Santiago durante cuatro horas.

En las cercanías de la Biblioteca Nacional, un grupo de jóvenes encapuchados comenzó a destrozar semáforos y señales y a provocar desórdenes, y se enfrentó con Carabineros, que emplearon agua y gases lacrimógenos para dispersarlos. A las 17.30 horas (20.30 GMT) aún se registraban enfrentamientos frente a la Universidad de Chile, a pocos metros de allí.

Durante una actividad pública, la intendenta de la región Metropolitana de Santiago, Cecilia Pérez, señaló que los altercados se produjeron en tres puntos del centro de la ciudad y hubo siete personas detenidas. Pérez valoró “la responsabilidad, el compromiso y la coordinación de los dirigentes mapuches”, que aislaron y se distanciaron de los encapuchados.

Para los mapuches, el 12 de octubre “significa la llegada de los usurpadores españoles y de todo lo que trajo consigo, el colonialismo y el imperialismo”, dijo a Efe Manuel Díaz, portavoz de la organización Meli Witran Mapu (De los cuatro puntos de la Tierra). “Es una movilización de repudio a la invasión de hace más de 500 años, pero también una movilización que critica el rol del Estado y del modelo económico con los pueblos indígenas”, señalaron en el comunicado de convocatoria.

Por ello, añade Díaz, los indígenas reclaman “la libertad de todos los presos políticos mapuches y la devolución de las tierras ancestrales”, en propiedad ahora de empresas agrícolas y forestales. Los mapuches, que son unos 600.000, constituyen el principal pueblo indígena de Chile, país de 17 millones de habitantes.

 

últimas noticias