Marco Rubio: otro político que incumple sus promesas

Pese haber dicho que si no quedaba de candidato presidencial por el Partido Republicano, no se iba a presentar al Senado, Marco Rubio incumplió su promesa y anunció este 22 de junio que buscará la reelección como senador por el Estado de Florida.

Según los sondeos, Marco Rubio vencería a sus rivales, Patrick Murphy y Alan Grayson. / AFP

 En política ya es común ver a un dirigente diciendo que nunca va a hacer algo y luego retractándose. El excandidato presidencial Marco Rubio acaba de unirse a ese grupo de políticos que un día dicen una cosa y luego cambian de parecer. Pese a que Rubio había dicho que si no era elegido como candidato presidencial por el Partido Republicano no se iba a presentar para el Senado, este 22 de junio el exsenador dijo que se iba a presentar como candidato al Congreso por el Estado de Florida.

“En política, reconocer que uno ha cambiado de opinión no es algo que le guste a la mayoría de la gente. Pero ahí va. He decidido presentarme a reelección para el Senado de Estados Unidos”, dijo Rubio. Y agregó que sin importar quién sea el nuevo presidente de Estados Unidos, si Hillary Clinton o Donald Trump, será un congresista crítico. “Quienquiera que resulte elegido presidente, hay motivo para preocuparse”, sostuvo.

Para Rubio, si ganara Clinton los estadounidenses tendrían “cuatro años más de las mismas políticas económicas fracasadas que nos han dejado con una economía estancada” y otros cuatro años de una “política exterior que ha permitido que el Islam radical se propague”. Por su parte, ante una posible victoria de Donald Trump, Rubio sostuvo que si “es elegido necesitaremos senadores dispuestos a animarle en la dirección correcta, y, si es necesario, enfrentarse a él”.

Al parecer, la masacre en Orlando y presiones por parte de su partido, que no quiere perder su poder en Florida, motivaron a Rubio a incumplir su promesa. Y todo apunta a que va a ser el próximo senador por Florida si es que sus rivales, los demócratas Patrick y Alan Grayson, se mantienen divididos. Como era de esperarse, Rubio ya ha recibido el apoyo de importantes dirigentes republicanos, como el senador texano Ted Cruz, quien fuera su rival en las primarias republicanas.

“Estoy feliz de apoyarlo en su carrera para la reelección”, dijo Cruz, por medio de su cuenta de Twitter. Y agregó que Rubio es su “amigo y ha sido un aliado en muchas batallas que peleamos juntos en el Senado”. Todo parece que Rubio regresará a Washington pero ya no como presidente sino como senador.