María Ángela Holguín le apuesta al diálogo entre Venezuela y EE.UU.

Esto en medio de las tensas relaciones entre ambos países después de que EE.UU. señalara que la situación en Venezuela representaba una “amenaza para su país”.

EFE

 Colombia apuesta por el diálogo entre Venezuela y Estados Unidos para superar la tensión bilateral surgida tras la emisión de una orden ejecutiva de la Casa Blanca que calificó de "amenaza" la situación venezolana, dijo este martes la canciller colombiana, María Ángela Holguín.  (Vea: Recorrido por las Cumbres de las Américas)

"Creemos en que tiene que haber un diálogo entre Venezuela y Estados Unidos, independientemente de las decisiones que haya tomado Estados Unidos", dijo Holguín a periodistas, asegurando que Colombia ha defendido esta posición en los diferentes foros y mecanismos de integración regional. (Vea: Obama declara emergencia por amenaza de Venezuela a EE.UU.)

"No estamos de acuerdo con ningún tipo de sanciones. Nosotros creemos en el diálogo y, en el caso venezolano, creemos también en un diálogo directo entre venezolanos, en unas elecciones que se lleven a cabo (...) con garantías y con respeto a todos los que en ellas participen", añadió la canciller.

El 9 de marzo, el gobierno de Estados Unidos emitió una orden ejecutiva en la que consideró la situación de crisis económica y política que vive Venezuela como una "amenaza a la seguridad nacional" y en la que sancionó a siete funcionarios y exfuncionarios venezolanos, acusados de violar derechos humanos o estar envueltos en actos de corrupción.

La medida ha sido fuertemente rechazada por el gobierno de Nicolás Maduro y a fines de marzo, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, entregó una nota de protesta ante la embajada de Washington en Caracas por considerar que la orden "interfiere en los asuntos internos de Venezuela".

Varios gobiernos de la región, como los de Argentina, Bolivia y Ecuador, criticaron la posición de Estados Unidos y respaldaron a Caracas ante el impasse diplomático.

Este mismo martes, sin embargo, un alto funcionario de la Casa Blanca bajó el tono de la confrontación al decir que "Estados Unidos no cree que Venezuela represente alguna amenaza para su seguridad". Esto, a pocos días de que los presidentes Barack Obama y Nicolás Maduro se encuentren en la Cumbre de las Américas en Panamá, el 10 y 11 de abril.