Más de dos millones de personas visitan cada año el Cristo Redentor